Connect with us

Hola, que estas buscando?

julio 29, 2021

Unidad del servicio público que usaba para delinquir.

Seguridad

Su taxi servía para asaltar a pasajeros

Su último crimen fue quitar la vida a golpes a maestro jubilado para robarle. Ya está en El Amate.

TUXTLA GUTIÉRREZ.- Don Anto­nio hizo la parada al taxi con placas 8236-BHG y número económico 2116, la unidad era tipo March, co­lor blanco con una franca naranja; don Tono tuvo que quitarse el som­brero al subir a la unidad.

El maestro jubilado tenía 70 años de edad pero una vista envidiable: miró el gafete del conductor y se di­rigió a él por su nombre:

—Jose Luis, lléveme a Villaflo­res, por favor.

Estaban en la colonia Agrónomos Mexicanos, el viaje no duraría más de media hora, calculaba el anciano mientras se acomodaba en el asiento de adelante, junto al chofer.

Apenas salieron de la zona urba­na, el taxista enfiló por la carretera federal 230. A un costado y otro de la carretera no había ningún alma, ni un solo vehículo… sólo un hato de vacas flacas pastando en el potrero.

Casi a medio camino, el taxista detuvo la unidad en el arcén con el pretexto de revisar el motor. «Se es­cucha algo raro», arguyó. El pasajero se quedó viendo cómo el taxista le­vantaba el cofre. Desde afuera pidió al anciano que viniera ayudarlo.

Don Toño bajó con el gesto pre­ocupado, pensando que la avería sería grave. El auto venía jalando bien, no entendía por qué se ha­bían parado. Cuando se acercó al chofer recibió un duro golpe en la cara que lo derribó en la gravilla. Apenas trató de incorporarse sin entender bien a bien qué sucedía, el taxista se abalanzó sobre su vícti­ma tundiéndolo a golpes hasta que el cuerpo dejó de moverse.

José Luis no perdió tiempo: subió rápidamente al anciano en la parte trasera de su taxi y enfiló hacia Ocozocoautla de Espinoza. Bajó el cuerpo y lo arrastró hacia el desfiladero, antes de arrojarlo de un puntapié al barranco, le quitó la cartera: el maestro jubilado acaba­da de cobrar su quincena. Sacó los billetes y tiró la billetera.

Al segundo día de desaparecido, el 4 de noviembre, sería localizado su cuerpo por unos pepenadores. Los familiares de don Toño le dieron cristiana sepultura.

LA DEBÍA DESDE EL AÑO 2012

Por algunos testigos que fueron in­terrogados durante las investigacio­nes que realizó la Fiscalía General del Estado de Chiapas, se supo que la última vez que se vio con vida al maestro fue al subirse a una unidad de servicio público particular.

Los agentes revisaron las denun­cias interpuestas por varios pasaje­ros que habían sido víctimas de asal­tos cuando subían a un taxi. Entre los reportes estaban quienes señalaban que habían sido dormidos antes de despertar sin cartera y abandonados en páramos solitarios.

Todos coincidían en que se trata­ba de una unidad March, y que brin­daba servicio por los alrededores de Tuxtla Gutiérrez.

La descripción del asaltante los condujo a José Luis: moreno, cara redonda, cabello corto, en­trecano, barbilla pronunciada, complexión robusta.

Encontraron que el taxista tenía antecedentes penales, según averi­guaciones previas correspondientes a los años 2012 y 2013.

Un grupo especial lo detuvo en el centro de la capital chiapaneca, sin que el malévolo opusiera resis­tencia. De inmediato fue puesto a disposición del Ministerio Público, quien lo envío al reclusorio de El Amate a la espera de que un juez dicte sentencia.

Te puede interesar

Advertisement