Conecta con nosotros
47 vistas -

Centla

Sin pescado en mercado de Frontera en Viernes Santo

En pleno Viernes Santo, el principal Centro de Abasto del Puerto de Frontera, lució sin pescado

Publicada

en

CENTLA, TABASCO, 15 de abril. –En pleno Viernes Santo, el principal Centro de Abasto del Puerto de Frontera, lució sin pescado, únicamente algunas especies de Chucumo, Filetes de Curvina y camarón pacotilla, fue lo que pudieron encontrar algunas familias que acudieron en busca de alimentos pesqueros para guardar la vigilia, pues a decir de los expendedores, las mejores especies pesqueras son acaparadas por compradores de otras entidades y la Ciudad de México, pues ofrecen un mayor precio a los pescadores.

En un recorrido por el Mercado Morelos, unos de los lugares donde las familias llegan en busca de especies pesqueras en Semana Santa, los locales lucieron vacíos, solo el camarón pacotilla que te lo vendían hasta el 230 pesos el kilogramos, el chucumo se ofertaba a 90 y 80 pesos, especies de aguas interiores como la mojarra y el pejelagarto se escaseo, ni para remedio lo podían encontrar las familias.

De acuerdo a los expendedores de pescados y mariscos del mercado Morelos, una semana antes compradores furtivos que vienen de la Ciudad de México, Veracruz y Puebla, acaparan la producción pesquera y pagan precios muy altos a los pescadores, por eso estos prefieren mejor venderlos con estos acaparadores que llegan en camionetas, que ofertarlos a los vendedores locales, pues estos no pueden competir en los precios, incluso la jaiba la vendían los pescadores a 50 pesos y como vendedores locales no las pueden dar tan cara al publico local.

Destacaron que esto pasa porque no hay un control para la compra de los productos a los pescadores, el que pesca le vende al que mejor le pague y los compradores furtivos pagan elevados precios, incluso mayores en lo que ellos los vender a las familias, por ejemplo la mojarra carpa se tubo de vender hasta 100 pesos el kilogramos y el pejelagarto hasta en 140, porque si no logran comprar a como le vende el pescadores, estos prefieren mejor comercializar sus producción a los comparadores foráneos que pagan mejor.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia