Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
La mayoría de las mamás no pudieron recibir regalos porque a muchos hijos, la crisis los está golpeando duramente.

Sin celebración madres vivas y muertas este 10 de mayo

En Frontera, los panteones permanecen cerrados y los negocios han ofrecido servicios a domicilio debido a la contingencia.

Tras anunciarse el pasado miércoles la suspensión de actividades este fin de semana donde se incluye el 10 de mayo, este año las madres tanto vivas como muertas no han recibido visita de sus familiares debido a la contingencia sanitaria que enfrenta el país.

El 10 de Mayo, Día de las Madres que desde 1922 se viene celebrando en México, cuando dependiendo el día de semana que caiga se acostumbra llevar regalos y flores a las mamás, de igual manera en los panteones son cientos de familia que se concentran para llevarles flores a las tumbas de la madres que han dejado este mundo.

Este año el calendario marcó esta fecha en domingo, un día de asueto debido a la contingencia sanitaria por la presencia de la pandemia del coronavirus, que históricamente todo fue suspendido tanto en los hogares como en los panteones en donde no se vio celebración, pues no hubo mariachis, ni flores, ni besos, ni abrazos.

Las autoridades desde el miércoles pasado anunciaron un fin de semana donde se incluye el 10 de Mayo sin actividad en todos los comercios, incluidos restaurantes.

Muchos acostumbran a llevar a sus madres a celebrar su día, solo algunos de estos negocios ofrecieron servicios de alimentos a domicilio mientras que en la calle se dejaba sentir la tristeza, pues ni las acostumbradas serenatas o mañanitas se les pudo llevar, solo las que tienen a este ser en su casa la pudieron festejar.

La Mayoría de los panteones permanecieron cerrados, principalmente el de la cabecera municipal donde cada año este lugar se convierte en una fiesta, donde hasta el Párroco de la Parroquia Santa María de Guadalupe es el encargado de oficiar una Santa Misa en honor a las madres que yacen sus cuerpos en este cementerio.

Sin embargo este año ni las flores se pudieron colocar en sus tumbas pues hasta la florerías se incluyeron en el cierre, pero algunos se la ingeniaron para poder vender sus productos a escondidas así como ofrecer servicios a domicilio.

La mayoría de las mamás no pudieron recibir regalos porque a muchos hijos, la crisis por esta pandemia los está golpeando duramente, algunos no tienen trabajo o sus pequeños negocios están cerrados.

Los obsequios se aplazaran para otro días o esperarán hasta el próximo año; los que tiene una mejor manera de vivir los compraron con tiempo o los pidieron a las grandes tiendas vía internet con entrega a domicilio, ¡afortunadas estas mamacitas! mientras que para otras las reuniones de familias fueron suspendidas o aplazadas.