Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
En total hacinamiento enfrentan familias humildes del municipio de Centro la emergencia sanitaria. (Foto: Simón Hernández)

Sin antibacterial, sin agua y sin la sana distancia

Familias de escasos recursos de Tabasco se ha con­vertido en el sector más vulnerable al contagio de coronavirus. Piden apoyo de las autoridades.

El hogar, que debería ser el lugar más seguro para la prevención del Coronavirus, no en todas las fami­lias sucede así.

Al carecer de agua potable, no contar con gel antibacterial, ade­más de no aguardar la sana dis­tancia, por vivir en hacinamiento, unos 173 mil 895 hogares, el 26.9 por ciento de los 646 mil 448 que hay en Tabasco, se convierten en sitios vulnerables al contagio.

Tal es el caso de doña Lourdes Olán, quien vive en la zona conur­bada de los municipios de Centro y Nacajuca, que afirma tiene que salir de su casa, porque tiene que trabajar para la comida.

Asegura que e es inevitable no estar en contacto con sus hi­jas, pues viven en una casa de una sola pieza.

“Aunque quiera guardar la sana distancia no podemos; además no tenemos ni agua ni gel, porque na­die nos ayuda”.

“Tengo entendido que la sa­na distancia es afuera de las casas; adentro no lo creo, sería como po­ner una barrera en la familia”.

“Entiendo que debemos lavar­nos las manos, pero no tenemos agua y eso se nos complica. Ape­nas tenemos dinero para comer, menos tendremos para el gel anti­bacterial”, expresó.

CON PISO DE TIERRA

Dijo que no puede lavar el piso de su casa porque es tierra y se haría un lodacero. Además, no cuentan con agua potable. Lo que hace es barrer todos los días para levantar la basura que se acumula.

El caso de don Roberto, quien vive en la Guadalupe Borja es si­milar. “Tiene 20 años que el agua llega solo por las noches. Y ahora que hay calor tenemos que ma­drugar para llenar los tanques y cubetas, porque el agua llega a chorritos”, afirma.

“Si nos gastamos el agua en es­tarnos lavando las manos, no nos queda para bañarnos, así que esta­mos en riesgo de contagiarnos de Coronavirus”, dice con rostro de mucha preocupación.