Síguenos

¿Qué estás buscando?

El asesino se encuentra prófugo.

Seguridad

Simuló un suicidio para ocultar crimen

Mató a golpes a una tabasqueña radicada en esta ciudad. Pretendía colgarla. Los llantos del hijo de la víctima, alertan a la familia.

CIUDAD DEL CARMEN, Campeche.- A más de un mes de haber sido violada y asesinada Jessica Rosario, y ante la nula respuesta de las autoridades de Campeche, familiares de la tabasqueña difundieron en redes sociales la foto del asesino con un mensaje: «Te encontraremos».

El nombre del asesino es Edgar Hernández , y en la imagen difundida se aprecia que se trata de un hombre joven, moreno, labios gruesos y cejas pobladas, presuntamente originario de Chiapas, aunque cuando perpetró el horrendo crimen se encontraba trabajando en Ciudad del Carmen.

ERA ORIUNDA DE ATASTA

La hermana de Jessica revivió las últimas horas de su hermana aquel 2 de febrero de este año. Nativos de la colonia Atasta, en Villahermosa, Tabasco, se encontraban radicando desde hacía años en esta ciudad también por motivos laborales.

Jessica vivía con su familia nuclear, en un cuarto que le daban y donde dormía al lado de su único hijo, un infante de apenas dos años de edad.

Edgar Hernández vivía en la misma colonia que la familia de Jessica y aunque no era conocido de la familia, el sujeto ya había puesto su atención en la joven madre.

La madrugada del 2 de febrero, sin hacer el menor ruido, se introdujo en la humilde vivienda de Jessica, quien a esa hora se encontraba profundamente dormida.

ESTABA BAJOS LOS EFECTOS DEL ALCOHOL

El hombre en estado de ebriedad y, se presume, bajo los efectos del alcohol, inmovilizó el cuerpo de Jessica. Una de sus manos apretó el cuello de la muchacha que no puedo ni siquiera gritar, pues se cree que a falta de aire se desvaneció.

Edgar Hernández aprovechó el momento para atacarla sexualmente, logrando su cometido. Mientras la violaba no dejaba de golpear a la joven en su cuerpo.

Cuando terminó su cruel acción, todavía bajo los efectos del alcohol, se le ocurrió ocultar su horrendo crimen. La idea le pareció una perfecta salida. Colgaría a la joven mujer de la viga con las sábanas de la cama, simulando que ella misma se había ahorcado.

No contaba el monstruo violador con el hijo de Jessica, que se despertó al oír los golpes. Los ojos del niño se encontraron por un momento en medio de la oscuridad con el asesino de su madre. El infante comenzó a llorar de miedo, y Edgar por única respuesta le dio un duro golpe en la cabeza.

LLANTO DEL NIÑO LO DELATA

Al caer de la cama y golpear su cuerpecito sobre el piso, fue tan duro el ruido que produjo que despertó a los demás miembros de la casa. La hermana de Jessica se levantó y caminó para asomarse al otro cuarto.

A pesar de que estaba oscuro pudo identificar al intruso que se había metido a su casa. El cobarde asesino salió huyendo, y desde ese día no se ha vuelto a saber nada de él en la ciudad. Se cree que podría estar oculto en Chiapas, de donde es originario.

La necropsia de ley reveló que Jessica fue salvajemente golpeada antes de ser asesinada. Y de no haber sido por los gritos del niño, tal vez este hubiera también sido asesinado en manos del monstruo. Todavía el hijo de Jessica tiene una cicatriz en su cara producto de esas heridas.

 

Te puede interesar

México

Advertisement