web analytics
Síguenos

¿Qué estás buscando?

(Foto: Archivo)

México

Sigue el calvario en caso Juan Gabriel

A pesar de existir un usufructo vitalicio firmado a favor de Juan Gabriel y la familia De Regil, Dolores López Lira insiste en darlo por terminado por “así convenir a sus intereses”.

CANCÚN. El despojo arbitrario, trato inhumano y violencia que está ejerciendo Dolores López Li­ra coludida con ministeriales de la Fiscalía General del Estado de Quintana Roo (FGE), el notario público número 45 Jorge Enrique Pérez Salazar, en contra de Carlos André de Regil, su esposa Briscei­da Landaverde de Regil y sus dos hijas de tres años por el predio denominado Muchil en el muni­cipio de Solidaridad y del cual, junto con el cantante Juan Ga­briel tienen el usufructo vitalicio, llegó hasta oídos del Presiden­te Andrés Manuel López Obra­dor, quien el pasado viernes en su conferencia mañanera dijo que les brindaría la protección nece­saria para que el caso se resuelva conforme a la legalidad.

Al Mandatario le fue entregada una carpeta en la que se narra toda esta historia de un despojo, por el mismo reportero que le indicó que son los grandes intereses inmobi­liarios y notarías dedicadas al des­pojo, las que mantienen práctica­mente secuestrado a Carlos André Regil, su esposa y sus hijas, con la amenaza de que cuando salga, los agente de la Fiscalía y el goberna­dor no lo dejarán regresar, además de que les cortaron la luz, agua y han empezado a desmantelar la vi­vienda, robándose los portones hin­dúes que en vida el Divo de Juárez mandó comprar.

 

SUMAN 13 DÍAS

Este lunes se cumplen 13 días del sufrimiento que está viviendo el matrimonio De Regil, pero sobre todo las dos menores de edad, de las cuales una de ellas padece asma y ni siquiera puede recibir atención médica, ya que por orden de Dolores nadie puede entrar a la casa y si ellos salen, se quedarían en la calle, pues los amenazó con negarles el ingreso.

La historia de abusos que inició el pasado 15 de septiembre, aún no termina, cuando nueve agentes de la FGE, a cargo de Oscar Mon­tes de Oca Rosales, títere del go­bernador Carlos Joaquín, acuden al hotel Generation Riviera Maya donde se encuentra el predio del que cuenta con usufructo vitalicio Juan Gabriel, su exrepresentante Carlos Andrés de Regil, su espo­sa Briseida, para colocarles sellos y hacer el aseguramiento del lugar y hasta de los vehículos de la pareja.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Dolores López, con el apoyo de sus secuaces estatales y municipa­les, en un acto ilegal, rompió uni­lateralmente el contrato vitalicio, además de los portones del hotel y haciendo uso de sus facultades económicas está presionando al matrimonio de Regil para que salgan del lugar.

Para ello les cortó desde el pa­sado 16 de septiembre por la ma­drugada los suministros de luz y agua, además de amenazarlos que si salen por alimentos no les per­mitirá regresar a su casa.

 

VEN COLUSIÓN

Lo peor del caso es la colusión en­tre Dolores López y agentes de la FGE, es que el gobernador del es­tado, Carlos Joaquín González y la presidenta municipal de Solidari­dad, Laura Beristain, no hayan he­cho nada para salvaguardar la in­tegridad de la familia quienes sólo quieren comprobar el derecho que les asiste respecto del inmueble.

Pero en el proceso están siendo tratados como delincuentes e inti­midados no sólo por Dolores Ló­pez sino por el mismo personal de la Fiscalía General del Estado. Por fortuna el asunto llegó a las manos de Andrés Manuel López Obrador, admirador de Juan Gabriel, y en su “Mañanera”, insistió en que se evi­tará cualquier despojo y que se ac­tuará conforme a derecho.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Te puede interesar