web analytics
Síguenos

¿Qué estás buscando?

Columnistas

Sí, ¡que pidan perdón!

Pero no por lo que tú, German Martínez, tontamente escribes. No. Fíjate bien y aprende: los gobiernos decentes del mundo no deben tener ningún impedimento para ofrecer perdón por las atrocidades cometidas por sus antepasados. Así, el gobierno de Turquía, debe pedir perdón a los armenios por las masacres contra ese noble pueblo, de 1915. Y no se acaba el mundo. Claro que el gobierno español, si tuviera humildad y grandeza, debería pedir perdón a los pueblos originarios de México, por aquella artera invasión de sus antepasados.

¿O qué? ¿Acaso no reconocer a Hernán Cortes Pizarro, como nacido en Extremadura, España? ¿No lo reconocen como su paisano? Y que quede claro German, no fue conquista, fue invasión. Nos invadieron y de qué forma. Como quien dice: ya llegué y aquí estoy y soy más fuerte que tú. Todo por la codicia que los impulsaba y que tú defiendes. Y por favor no publiques disparates. Uno no se disculpa por las cosas buenas que haya hecho sino por las malas.

El extremeño nacido en 1485 no era un hombre decente y tú lo sabes. Era lo que se conoce ahora como un ambicioso vulgar, aventurero y traicionero. Lo movía el afán de riquezas, lo movía la aventura de lo desconocido, lo movía la ingratitud de su naturaleza traicionera y cruel. Porque has de saber que traicionó a su protector don Diego Velázquez de Cuellar, a la sazón gobernador de Cuba. Si no lo sabias, hay que ponerse a estudiar. Así que, aunque te duela, si tienen que pedir perdón. Aunque yo lleve el nombre de un hombre bueno, nacido en Asturias, tienen que pedir perdón. Porque mediante el terror se apropiaron de territorios que tenían dueño. Por arrogantes, zafios y malvados. Por canallas y bellacos, pues fundaron su proceder en ser más fuertes y poseer armas desconocidas para los habitantes originales de estas tierras. Que pidan perdón por invadirnos a la mala y avasallar con sus perros jadeantes, sus caballos piafantes y sus arcabuces a los indígenas de Tabasco en la célebre batalla de Centla. Que nos pidan perdón por la cruel y traicionera “Matanza de Cholula” donde masacraron a más de dos mil seres humanos. Si, German, ¡Que pidan perdón!.

Te puede interesar

Advertisement