Conecta con nosotros

Purgatorio

“Si camina como ganso…”

Publicada

en

237 Visitas

El secretario de Gobernación dio la nota. El fin de semana estuvo bastante movido. Encabezó los festejos por el triunfo de Morena en los comicios pasados.

Con Adán se plegó prácticamente la dirigencia nacional de Morena. Ojo, Adán conoce a todos los gobernadores morenistas por su influencia fundacional, lo que lo convierte en el favorito de los gobernadores.

No fue destape, fue la fiesta del morenismo, pero acaso López Hernández mide tiempo-circunstancia para encartarse en lo que parece es algo más que evidente: la carrera presidencial.

Antes, unidades remolcadas habrían difundido su imagen (¿ alguién le está haciendo el juego sucio?) en estados electoramente importantes. De cualquier manera, el triunfo de los pasados comicios le dio muchos reflectores a López Hernández en un enclave político del tamaño del Estado de México y fue, sí, un mensaje: van por el último bastión priísta.

A como sea, la figura del Secretario de Gobernación empieza a sonar fuerte hacia el interior y el exterior del Movimiento. Algo afirmo: Adán es más hábil en el primer metro cuadrado que Claudia y Marcelo y trae buenas cuentas con Ricardo.

Debemos estar atentos a las próximas señales que se mandan por que podrían darse movimientos importantes de cara a la sucesión presidencial, aquí y allá. Me explico. Usted ¿qué opina?

ÁNIMAS…

A propósito de la sucesión, dicen que en Tabasco todos los caminos conducen a FONATUR ¿será? Ya veremos…

Por cierto, en Campeche, May se vio muy relajado y hasta se dió el lujo de sonreír. Layda lo arropó bien no sólo por que estaba en su tierra, sino por lo que va a representar para su estado el Tren Maya.

Bueno, y también porque juntos estarían gobernando dos entidades vecinas y lopezobradoristas: Tabasco y Campeche…Va de chisme: Dicen que el legendario “Nico” (Mollinedo) ya encontró acomodo en Bucareli y no precisamente de chofer, sino de jefazo. NOS LEEREMOS EN OTRO PURGATORIO, SI DIOS QUIERE.

 

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia