Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
La mayoría de los hogares no cuentan con televisión muchos menos Internet.

Serias dificultades en inicio del programa Aprende en Casa

Falta de equipo como televisión e internet fueron los principales problemas que tuvieron.

Con serias dificultades inician las clases en casa, esto ante la falta equipo, poca señal, no contar con WhatsApp, internet, algunas familias no cuenta con una televisión, entre otros problemas se toparon padres de familia, alumnos y maestros, al pretender iniciar las clases sin salir de casa, por la ampliación de días de emergencia por el contagio del Covid-19.

Zonas rurales e indígenas los más afectados por este inicio del programa Aprende en Casa, ya que más del 60% de familias no cuentan con televisión y algunos que lo tienen no les llega la señal del canal 11.2 de canales abiertos simplemente no se ven, aunado de que muchos padres de familia no cuentan con teléfonos celulares y los que tienen un celular no tienen para WhatsApp.

Escuelas rurales e indígenas tampoco cuentan con internet, lo que imposibilita las clases en línea, pero propicio que maestros sacaran copias de los avances programáticos y del plan semanal de clases entregárselo a los padres y de esta manera avanzar en los contenidos.

Quienes tuvieron más ventajas fue la población estudiantil de las zonas urbanas, debido a que cuentan con televisión de paga, casi el 90 por ciento de padres de familias cuentan con celulares con programas de WhatsApp y la mayoría tiene internet en casa.

Pese a todas las dificultades encontradas, ayer se dio inicio con el programa Aprende en Casa, cada padre de familia entregara al reiniciar las clases una carpeta con las evidencias de que su hijo trabajo las actividades señaladas en los planes de clases y reforzado con los canales educativos.

Y EN PARAÍSO

Los hermanos Isaac y Esther, de 7 y 6 años de edad, son uno de entre los millones de niños que no pudieron iniciar sus clases bajo el programa Aprende en Casa, que puso en marcha la Secretaría de Educación del gobierno federal, debido que no cuentan con un televisor e internet.

Su casita está ubicada sobre el callejón Rosalino Candelero del ejido Limantur, donde apenas cuentan con una recamara.

Isaac estudia el primer grado en la primaria “Quintín Arauz Carrillo” mientras que Esther esta por graduarse del jardín de niños “María Jiménez López”, pero su mamá ha optado por ponerlos a repasar un cuadernillo que compraron en una papelería.

Los menores Agustín, Inés, Isabel y Jazmín, estudiantes de segundo, cuarto, quinto y sexto de primaria, los cuales acuden al plantel antes mencionado tampoco pudieron iniciar sus clases virtuales.

 

(Con información de Román Hernández y Luis Rubén López)