Síguenos

¿Qué estás buscando?

La obra de escolleras es un proyecto que tiene años en puerta y no se finiquita.

Centla

Será un sedante el desazolve en puerto frontera

Expertos insisten en construcción de escolleras para terminar con el problema de anegaciones, si no la aplican la inversión será un fracaso.

CENTLA.- De acuerdo un análisis del Capitán Jorge Gómez Velázquez, que ha venido insistiendo en la Construcción de las Escolleras del lado este en la desembocadura del Rio Grijalva al Golfo de México y el dragado del Canal Natural, reafirma que sin el proyecto, la inversión que se está destinando el gobierno federal para el desazolve de la Barra de Frontera, solamente será un sedante.

MUESTRAN GRÁFICAS

Apoyado en gráficas elaboradas por el experto Manuel Torruco Graniel, el piloto y responsable de introducir las embarcaciones de gran calado al recinto portuario de Frontera, hace un análisis del problema que provocan las corrientes del litoral y de las del Rio Grijalva y que se encuentra precisamente en la desembocadura del afluente, formando un azolve con los productos de materiales que impide que las aguas fluyan libremente al mar y que en tiempos de lluvias provoquen las anegaciones en Tabasco.

Destacó que de no detenerse el Calentamiento Global, las lluvias serán cada vez más intensas y seguramente las inundaciones aumentarán en la planicie tabasqueña, pues Chiapas, tiene en su geografía las Presas Angostura, Chicoasén, Mal Paso y la última, Peñitas, la que desahoga sus aguas hacia Tabasco.

El estado más acuífero es sin duda Tabasco, irónicamente, con terrenos bajos en comparación con Chiapas, las aguas que suelta Peñitas fluyen estrepitosamente por todo el Grijalva arrastrando todo a su paso, y buscando la desembocadura en su camino hacia el mar.

PLAN HÍDRICO OLVIDADO

El Plan Hídrico, tan cacareado por los Gobiernos anteriores quedó en simple “Slogan Demagógico”, nunca se llevó a efecto y es evidente que el abandono de todas las vías fluviales de Tabasco, los ríos y afluentes del Grijalva están azolvados en cada curva del río, se pueden encontrar bancos de azolve como bardas que impiden la circulación correcta del flujo fluvial, pero el más pronunciado y más dañino es el que se encuentra en la desembocadura del Grijalva.

Te puede interesar

Advertisement