Conecta con nosotros
2 vistas -

Vivir Bien

Señales del sufrimiento fetal

El control prenatal puede ayudar a prevenir cualquier anomalía durante la gestación, de ahí la importancia de cumplirlo.

Publicada

en

Se le denomina sufrimiento fetal o diestrés fetal a las alteraciones que se producen en el feto antes o durante el parto, de tal forma que inciden negati­vamente en su fisiología.

Dichas alte­raciones vienen a ser las lesiones que sufre el feto como consecuencia de las complicaciones que puedan surgir cuando el feto aún se encuentra den­tro de la placenta. Asimismo, este término también es utilizado para designar cualquier cambio en el bienestar del feto; que por lo general, suele ser falta de nu­trientes u oxígeno (a través de la pla­centa) entre la madre y el feto.

Por esta razón es muy importan­te el control prenatal y prestar aten­ción a todos los cambios que ocu­rren durante la gestación. La causa más común de sufri­miento fetal es la falta de oxígeno o bien porque el cordón umbilical es­tá siendo comprimido o por otro ti­po de complicaciones, como pueden ser las hemorragias.

A continuación te mostramos las prin­cipales señales de sufrimiento fetal.

 

  1. ALTERACIÓN CARDÍACA

Si durante las evaluaciones que se realizan durante el embarazo, o cuando la madre experimenta contracciones, el médico detecta que el bebé sufre taquicardias o bradicardias, esto puede ser un signo de sufrimiento fetal. corrija las malas conductas.

 

  1. POSICIÓN ANORMAL

Una mala posición del feto, conduce a una mala circulación o falta del oxígeno. Se debe acudir a un médico para que pueda encontrar una solución. Una posición inadecuada puede causar daño cerebral o la muerte del feto.

 

  1. EL PESO DE LA MAMÁ

Un peso por debajo del que verdaderamente debe tener una madre es muy grave. Esto es preocupante porque el feto no está recibiendo los nutrientes y vitaminas suficientes. Al igual que un aumento excesivo de peso puede ser alarmante.

 

  1. SANGRADOS

Cuando las mujeres embaraza­das experi­mentan al­gún tipo de sangrado, sobre todo durante el primer tri­mestre, deben acudir al ser­vicio de urgencias, ya que puede haber un problema de salud que ocasione sufri­miento fetal.

 

Si el sufrimiento fetal es de­tectado a tiempo las posibles alteraciones no tienen que ser graves y el recién nacido pue­de estar totalmente recupera­do a los pocos días.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia