Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
El Gobernador presidió reunión de la Junta de Gobierno del OPD de Servicios de Salud.

Seguirá el semáforo naranja 15 días más

Curva descendente de casos de co¬vid y hospitalizados no es para can¬tar victoria, afirma Adán Augusto López Hernández.

Pese a la disminución de conta­gios de COVID-19, Tabasco conti­nuará en los próximos 15 días en semáforo epidemiológico naran­ja, informó el gobernador del es­tado, Adán Augusto López Her­nández, quien reiteró el llamado a los ciudadanos para evitar fies­tas y reuniones familiares, ya que para fiestas patrias hasta conjun­to musicales contrataron.

En entrevista, el Jefe del Eje­cutivo Estatal, refirió que aun cuando hay menos personas con­tagiadas al día y el número de hospitalizados ha bajado, no hay que dejar de cuidarse debido a que el virus sigue y aun no se ha ganado esta batalla, pero por lo pronto ha iniciado la desconver­sión de hospitales para atender otros padecimientos.

“Nosotros vamos a continuar en semáforo naranja las próximas dos semanas, si bien se ha mante­nido y ustedes lo han visto, la cur­va descendente en cuanto al nú­mero de casos, no es para cantar victoria, hospitalización igual se ha mantenido”, indicó.

Pidió el mandatario estatal a los tabasqueños continuar con las medidas de prevención para evitar que haya un rebrote de CO­VID-19 y les pidió no organizar fiestas familiares debido a que los contagios se están presentando en este tipo de reuniones, y criti­co que durante las fiestas patrias hasta conjuntos musicales con­trataron en algunos fracciona­mientos.

RIESGO POR FIESTAS

“El mayor número de dispersión de la enfermedad ahora se está dando en casos de los que se lla­ma familiares, la gente en su casa organiza festejos; ahora con mo­tivo del 15 de septiembre, uste­des vieron que en las calles había realmente poco movimiento en la noche, pero sin embargo, hubo entos donde hasta conjuntos mu­sicales contrataron para una fies­ta de 20, 25 gentes”, apuntó.

López Hernández, señaló que muchas de estas reuniones fue­ron exhibidas en redes sociales como si se tratara de una burla, y recordó que la emergencia no ha terminado.