Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
Campesinos de las villas Vicente Guerrero e Ignacio Allende llevan 2 semanas plantados a las afueras de la macropera.

Secuestran Macropera Sini en Centla

Ricardo Hernández Daza acaparó los trabajos y en complicidad con los funcionarios de Pemex negocian los empleos que ahí se generan.

CENTLA.- Campesinos de los Cen­tros Integradores de la villa Vicente Guerrero y villa Ignacio Allende, los cuales ya llevan dos semanas plan­tados en la entrada a la Macropera SINI, exigen a las autoridades esta­tales que saque al sindicato de Ri­cardo Hernández Daza y les de tra­bajo Petróleos Mexicanos (Pemex) y las empresas, porque con la pan­demia del Coronavirus y las inun­daciones no tienen trabajos para sostener a sus familias.

Las más de 100 personas indi­caron que desde que llego aquí esta macropera hace como 15 años, Ri­cardo Hernández Daza acaparó los trabajos y en complicidad con los funcionarios de Pemex negocian los empleos que ahí se generan, tra­yendo gente de otras comunidades, mientras que a los que viven en los alrededores solo les provocan con­taminación y daños a sus cultivos.

MANTIENEN SU PROTESTA

Los campesinos procedentes de la villa Vicente Guerrero, ranche­ría El Limón, villa Ignacio Allende y Miguel Hidalgo Primera Sección, se mantienen apostados frente a la entrada de la macro pera SINI, ubi­cada entre los límites de la villa Vi­cente Guerrero e Ignacio Allende, en espera de que la paraestatal los tome en cuenta para laborar en el nuevo pozo petrolero que se está perforando en ese lugar.

REPUDIAN SINDICATOS

En ese sentido, indicó que para los trabajos de perforación no quieren saber nada de ningún grupo sindi­cal fuereño, pues advirtió que desde que se estableció la macro pera ese lugar, siempre han acaparado los trabajos líderes como, Daniel Sán­chez de la Cruz, Daniel de la Cruz León y Rutilo Reyes Sánchez, quie­nes han agredido y baleado a sus pa­ñeros, por lo que hoy están presos.

SIN FRENO LAS EXTORSIONES

Las extorsiones a compa­ñías petroleras disfrazadas como “apoyo a la comunidad” continúan por parte de obre­ros pertenecientes al grupo ‘Los Chilangos’ encabeza­dos por José Salvador Gárnica Sánchez y Laura Salas Reyes, los cuales acosan a empresas que laboran en el pozo ‘SINI II’ en la villa Ignacio Allende. Representantes de compa­ñías del sector energético re­velaron que son prácticamen­te obligados a pagar a la mano cantidades que van desde 500 hasta 5 mil pesos a lugareños, quienes se amparan bajo un documento firmado por la de­legada Tila Yaneth Sánchez a nombre de Rodrigo Maya don­de lo nombra responsable del movimiento denominado “Uni­dad al rescate de nuestra villa”.