Grupo Canton
Director Miguel Cantón Zetina

Sector automotriz mexicano también se digitaliza con la pandemia

Ante este fenómeno, cifras recientes revelaron que entre abril y mayo se vendieron aproximadamente 11.500 automóviles en México a través de Internet.

El coronavirus ha tenido un efecto importante tanto en la vida de los mexicanos como en todos los sectores empresariales que forman parte de la economía, sin embargo, uno de los que más se ha tardado en adaptarse “a la nueva realidad” del mundo fue el automotriz.

Este, acostumbrado a los pagos grandes, consumo presencial y promoción basada en estatus, “chocó” de frente contra la pandemia.

Luego de más de un semestre, el sector automotriz mexicano estaría comenzando a dar sus primeros pasos hacia la digitalización para poder retomar la captación de clientes en la cuarentena, mantenerse en el top of mind de la población a pesar de un menor consumo, e incluso incrementar las ventas aún cuando existe un mayor enfoque en la compra de bienes esenciales.

Venta de vehículos en México

Si bien es cierto que la venta de vehículos en nuestro país venía experimentando una caída desde hace varios años, la realidad es que el desplome que ha vivido el sector en los últimos meses es algo que no se veía desde hace más de una década. Aún así, la situación de salubridad habría cambiado la oferta y demanda de forma importante.

Mientras muchas personas piensan en la compra o reparación de vehículos para asegurar un medio de transporte en el que sea posible mantener el distanciamiento social, otros han tenido que vender sus unidades usadas para poder tener suficiente dinero con que hacer frente a la crisis económica que estaría potenciándose a causa de la pandemia.

E-commerce automotriz

Ante este fenómeno, cifras recientes revelaron que entre abril y mayo se vendieron aproximadamente 11.500 automóviles en México a través de Internet (alrededor del 15% de todas las ventas registradas durante este periodo). El canal habría duplicado entonces las ventas en comparación con el año anterior.

Se estima que, para el último trimestre del 2019, las ventas Online del sector solo representaban entre el 5% y 7% de todo el consumo nacional, mientras que ahora estaría entre el 10% y el 15%, con algunas marcas esperando que pueda llegar al 20% según el desarrollo de la pandemia y la evolución de la compleja situación económica que vive el país desde hace algunos años.

Aunque las compras representan solo el 15% del total, algunos reportes afirman que casi el 90% de las personas que compraron un vehículo durante este periodo utilizaron Internet en al menos una de las fases del proceso, demostrando la relevancia que esta ha adquirido en el último año.

Otros productos demandados

Sin embargo, la venta de vehículos no fue lo único que se potenció con el e-commerce, sino también la venta de repuestos, accesorios y productos para el mantenimiento. Un ejemplo es el de la empresa estadounidense Autozone, que firmó un fin de año fiscal con cifras interesantes gracias a su estrategia de “hágalo usted mismo”.

La empresa se enfocó en mantener una oferta estable para aquellos clientes que decidieron reparar sus vehículos desde casa, sin acudir a profesionales mecánicos. Esta forma de vender fue un éxito, y le permitió a la empresa mantener un crecimiento (con la apertura de 11 tiendas nuevas en México) mediante la venta de baterías, aceites, equipos de sonido, tapicería, entre muchos otros.

Aunque el sector automotriz mexicano esté muy lejos de mostrar las cifras de los meses previos a la pandemia, la realidad es que la digitalización estaría sirviendo para que los empresarios puedan asegurar ciertos niveles de estabilidad, mantener el número de empleos, e incluso seguir creando soluciones alternativas a las limitaciones que enfrenta el transporte nacional.