Síguenos

¿Qué estás buscando?

Se ahorca adolescente.

Coahuila de Zaragoza

Se suicida por perder en un videojuego

Su hermano mayor lo encontró en su cuarto colgado. Asegura que otro jugador virtual lo retó a quitarse la vida.

PIEDRAS NEGRAS, Coahuila.- Humberto tiene todo el tiempo libre desde que dejó de ir a la escuela por la pandemia. Los padres sienten especial cariño por su ingenio y elocuencia a la hora de hablar. Sus hermanos también lo aprecian mucho.

A Humberto le gusta usar mucho el celular. Antes de saber leer y escribir, ya sabía manejarlo a través de los comandos de voz. Además de seguir muchos youtubers de chicos de su misma edad, le gustaba jugar Fee Fire.

Cuando no convencía a sus hermanos a que jugaran con él, cada uno desde su celular, lo cual era muy frecuente, Humberto jugaba con otros jugadores virtuales también enganchados al videojuego.

En su casa los demás cumplían su rutina, y oían como un rumor lejano los gritos de entusiasmo del pequeño. Su madre tenía que llamarlo varias veces para que dejara de jugar y viniera a comer a la cocina.

A veces el padre de familia acababa regañándolos porque comúnmente cuando Humberto jugaba Free Fire con sus otros hermanos, terminaba peleando con ellos. Al final los hermanos mayores eran conminados a cuidar al pequeño.

AFICIONADO A UN VIDEOJUEGO

Cuando Humberto se pone frente a la pantalla brillante del celular para jugar Free Fire no se da cuenta de cómo pasa el tiempo.

Lo único que quiere es ponerse a salvo en la isla virtual a donde lo arroja el videojuego, elegir las armas precisas para sobrevivir, junto a otros 49 jugadores que han caído como él en aquella zona virtual desde un paracaídas.

Aunque el videojuego dura apenas 10 minutos, Humberto juega muchas veces. Con apenas 12 años de edad no es raro que en ocasiones se ponga triste o enojado o las dos cosas porque no le gusta perder.

Aunque le han advertido que si sigue así ya no lo dejarán jugar, a él se le olvida y si pierde de nuevo acaba tirando el celular al sofá y metiéndose a su cuarto hasta que se le pase la muina.

ALGUIEN LO RETÓ A QUITARSE LA VIDA

Paramédicos reciben una llamada de emergencia el sábado 3 de abril para atender el caso de un niño que se habría intentado quitar la vida en su cuarto.

Todavía llegan a la calle del Rosal, en la colonia Valle de las Flores, con la luz del día. Entran a la vivienda de interés social hasta el cuarto del pequeño, donde el cuerpo del niño yace inmóvil, colgado del armario con una lía.

Tras checar sus signos vitales y revisarlo notifican a la familia que ya no se puede hacer nada por el chico.

Otro adolescente que se identificó como hermano de la víctima contó a los paramédicos que Humberto había estado jugando Free Fire antes de encerrarse en su cuarto.

Durante el juego al parecer el niño se hizo de palabras con otro jugador virtual, que lo retó a probar que si era valiente, se quitara la vida.

En la calle del Rosal, ya no se escuchan los gritos de entusiasmo de Humberto. Solo sollozos.

tabascohoy.com

Te puede interesar

Advertisement