Conecta con nosotros

México

¡Se salvó! un tercer sacerdote; ¿por qué ‘El Chueco’ lo perdonó?

El padre Jesús Reyes presenció el asesinato de sus dos compañeros jesuitas y del guía de turistas.

Publicada

en

351 Visitas

CDMX.- El sacerdote Jesús Reyes se salvó de no ser asesinado por José Noel Portillo, alias ‘El Chueco’, quien mató en su presencia a sus compañeros jesuitas Javier Campos Morales y Joaquín César Mora Salazar, además del guía de turistas, en una iglesia de Cerocahui, en la sierra tarahumara.

Según narra en entrevista con diversos medios el el sacerdote jesuita, Javier ‘El Pato’ Ávila, el delincuente a quien llaman ‘El Chueco’ pidió perdón al sacerdote Reyes por los asesinatos de los jesuitas, y luego se llevó los cuerpos.

“Él estaba en medio de los sacerdotes cuando el delincuente con el arma en la mano mata a uno, después se dirige al superior jesuita y también lo mata; pero el asesinato del tercero no siguió ¿por qué?”, relató el padre Ávila.

Señala que los ayudantes del criminal subieron los tres cuerpos a una camioneta tipo pick up, por lo cual el padre Reyes le pidió dejar los cuerpos para darles la sepultura que marca su religión.

‘El Chueco’ se negó y emprendió su huida con rumbo desconocido, tras lo cual el clérigo dio aviso a sus allegados y compañeros de la iglesia, entre quienes se encontraba el padre Javier Ávila.

El padre Ávila afirmó que ‘El Chueco’ estaba completamente bajo la influencia de la drogas y el alcohol, lo cual se le notaba en el semblante.

“Según dicen, iba fuera de sí; “iba fuera de sí, drogado, alcoholizado”, describió el padre después de revelar que uno de los sacerdotes le dijo: ‘cálmate, espérate’, y también lo mató.

NARRAN LOS HECHOS

Según testigos que presenciaron los hechos, el guía de turistas Javier Mora ingresó alrededor de las 12 horas del pasado lunes 20 al templo jesuita, pues era perseguido por El Chueco.

Los sacerdotes trataron de proteger al sujeto agredido e intentaron tranquilizar y convencer al agresor de abandonar sus intenciones.

A pesar de las peticiones de los sacerdotes, ‘El Chueco’ ejecutó al guía de turistas, y posteriormente abrió fuego en contra de los dos jesuitas.

OFRECEN POR ‘EL CHUECO’ RECOMPENSA DE 5 MDP

La Fiscalía General de Chihuahua (FGE) anunció que se ofrece una recompensa de hasta 5 millones de pesos a quien o quienes aporten información que conduzca a la captura de José Noriel Portillo Gil, alias ‘El Chueco’.

A este sujeto se le imputan los delitos de homicidio, delincuencia organizada, además es probable responsable de los hechos ocurridos el pasado 20 de junio, en la comunidad de Cerocahui.

Señala que ‘El Chueco’ es objetivo prioritario dentro de la estrategia de seguridad, buscado por las autoridades, ya que es responsable de generar violencia en la región.

PIDE EMITIR FICHA DE BÚSQUEDA

El Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo este miércoles “que todo mundo sabe que José Noriel Portillo, alias ‘El Chueco’, fue quien asesinó a los sacerdotes jesuitas.

Ante ello, el mandatario aseguró que ya se cuenta con la suficiente presencia de elementos de la Sedena en la zona.

El mandatario señaló que se está pidiendo que si se tienen elementos, la Fiscalía de Chihuahua junto con la FGR puedan sacar ya una ficha para buscar a los responsables de estos asesinatos.

LOCALIZAN LOS CUERPOS

Por su parte, la gobernadora de Chihuahua, Maru Campos, anunció que fueron localizados y recuperados los cuerpos de los sacerdotes jesuitas, Javier Campos Morales y Joaquín César Mora Salazar, así como el del guía de turistas, Pedro Palma Gutiérrez, asesinados la tarde del lunes en una iglesia de Cerocahui.

Indicó que fueron elementos de la Fiscalía que lograron la ubicación de los cuerpos, mismos que fueron identificados a través de la medicina forense.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia