Síguenos

¿Qué estás buscando?

Tabasco

Se repone del fantasma de la inundación con la luz de la Navidad

Al regresar a su casa tras perderlo todo, la abuelita da gracias a Dios por conservar con vida a toda su familia.

TABASCO.- Aunque la casa de doña Ana Vázquez habitante de la ranchería Ixtacomitán primera sección, se anegó con más de metro y medio, ella y sus nietos no pierden la esperanza que la calamidad pasará y volverán a su vida normal. La casa donde Ana renta se anegó por completo, lo que ocasionó que perdiera lo poco que poseía, sólo pudo rescatar algo de ropa para ella y su familia, además, resguardó un objeto de mucho valor sentimental en su hogar, el cual llevó al refugio donde se quedó durante más de 20 días.

Se trata de un pequeño árbol sintético de Navidad que pone en su sala al inicio de cada diciembre con la finalidad de recordar a sus niños que el principal objetivo de la Navidad es el nacimiento de Jesús, considerado por ella un regalo de amor. “Claro que me dolió perder todas mis cosas, no pude levantar nada porque no me dio tiempo, entre las cosas que rescatamos sin pensar estaba nuestro arbolito de Navidad, es el que ponemos todos los años y ahora lo decoramos porque no es bueno estar siempre apesadumbrado.

La Navidad debe ser un motivo de alegría porque nos recuerda que nació el Redentor”, expresó. La familia de Ana, la integran sus dos hijas Nínive y Marina y sus tres nietos Grecia, Maximiliano y Manelic. Juntos la acompañan en las buenas y las malas.

 

AGRADECIDA CON LA VIDA, LUCHA SIN DESANIMARSE

Cuando regresó a su casa, no se lamentó por las pérdidas materiales que tuvo, le dio gracias a Dios porque ella y su familia siguen con vida. Siendo el pilar de su hogar, no permitiría que sus seres amados la vieran decaída y desanimada, los alentó para poder salir juntos de esta.

Una vez que descendieron las aguas, todos colaboraron para limpiar la casa y ya entrado diciembre decidieron decorar el árbol navideño, los niños aprovecharon para colocar sus cartas con deseos infantiles.

“Yo le dije a mis nietos que hicieran sus cartas porque es la ilusión de todo niño para estas fechas, no estamos en nuestro mejor momento pero tampoco voy a arruinarle su infancia a mis niños, Dios me dará la fortaleza para cumplirles sus deseos de regalos”.

 

PASARÁN UNA NAVIDAD REALMENTE EN FAMILIA

Esta Navidad, a diferencia de las anteriores, la pasará en su casa con su familia en una cena que si bien no será a lo grande, les permitirá valorar que siguen juntos.

La señora Ana Vázquez comenta que para ella estas fechas son de unión familiar, de dar gracias por lo que tienen y sobre todo por seguir juntos con vida tras la inundación. Para ella, con lo poco o mucho que se pueda celebrar la Navidad es bien aceptada, porque dependerá de lo que la economía les permita a las personas, lo importante es no perder la hermosa costumbre.

Te puede interesar

Advertisement