web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina

Se recupera paciente con COVID-19 que sufrió sangrado pulmonar e insuficiencia renal

Adrián fue denominado como “el paciente más guerrero de todos”, y egresó del hospital entre aplausos y porras de su familia, amigos y personal de salud.

Un hombre de 34 años, diagnosticado con COVID-19, fue dado de alta tras permanecer un mes internado en el Hospital General de Zona (HGZ) No. 1 de Saltillo, Coahuila.

Adrián presentó insuficiencia renal, desequilibrio electrolítico y sangrado pulmonar, lo que ameritó intubación y sedación durante dos semanas. 

Los médicos que lo atendieron aplicaron todas las líneas de tratamiento posible, entre ellas, terapia de plasma convaleciente, hasta que se pudo ir a casa sin necesidad de oxígeno.

Adrián fue denominado como “el paciente más guerrero de todos”, y egresó del hospital entre aplausos y porras de su familia, amigos y personal de salud.

La neumóloga y líder de uno de los equipos COVID-19 en el turno matutino, Alejandra Carolina Moncada López, explicó que Adrián, de 34 años, ingresó al hospital el 2 de junio, con sospecha de infección por SARS-CoV-2, tras un viaje que realizó al Estado de México, donde vive su familia.

Durante el mes que permaneció hospitalizado presentó complicaciones descritas como muy graves en la literatura médica mundial, refirió.

El contagio de Adrián

Por razones laborales, Adrián llegó a Saltillo en marzo, con un grupo de seis amigos para trabajar en la verificación de procesos de una industria en la región sureste, contó su madre.

En mayo, Adrián viajó al Estado de México para visitar a su familia. Suponen que se contagió en el trayecto, y aunque sus seis compañeros de vivienda y de trabajo presentaron síntomas, ninguno se puso tan grave.

Su madre reconoció que en algún momento llegó a pensar que su hijo podría morir, pero nunca lo aceptó y se “agarró” de la fe: “cuando entré a verlo, le dije: hijo, vine por ti y no me voy a ir sin ti”.

Adrián agradece al personal médico

Poco antes de abordar la ambulancia que lo llevaría a su domicilio en Saltillo, Adrián dijo sentirse excelente, agradeció los cuidados y apoyo por parte del personal del Instituto Mexicano del Seguro Social y pidió a la gente que se cuide.

“Me siento excelente. Mi mensaje para la gente es que se cuide porque la vida cambia de un momento a otro, gracias a los médicos, a las enfermeras y a todo el personal del IMSS. Me atendieron muy bien y con mucha calidad, gracias a todos, a mis compañeros de trabajo que hoy están aquí, y a mi mamá”, destacó.

.

Con información de      IMSS