web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
En la fotografía se aprecia una vaca muerta, tirada en a orilla de una carretera,

Se muere el ganado entre el agua en Nacajuca

En su cruce por las lagunas y ríos se atoran en alambradas y otras sucumben por la corriente y se ahogan, alertan pequeños ganaderos chontales.

NACAJUCA.- Dos mil quinientas reses son movilizadas por pequeños productores de carne a tierras altas, pero más de ochenta por ciento se pierden debido a que las reses mueren (30) durante el traslado, al cruzar lagunas y ríos éstas sufren de cansancio y calambres de lo cual ninguna se recupera y sucumben; otras mueren ahogadas en los caudales de los ríos.

Los pequeños ganaderos continúan sacando sus reses de las aguas, tratando de tener la menor pérdida, pero todo ganadero pierde más de 80 por ciento de sus hatos, así lo manifestó Gustavo de la Cruz Rodríguez, ganadero del poblado Oxiacaque; abundó que las inundaciones provocadas por el desfogue de las presas siempre les acarrean grandes pérdidas económicas.

 

SE REPITE LA TRAGEDIA

De la Cruz Rodríguez, declaró que en la mayor inundación del 2007, los ganaderos perdieron hasta un 90 por ciento de sus reses, dando ejemplo que él tenía 25 reses, al movilizarlos se murieron cuatro en el camino a un rancho de Jalpa de Méndez, pero la pastura del rancho era muy poca y quedaron muy flacas y murieron, al término de la inundación, solo recuperó cinco de los veinticinco reses.

 

PASTURA A $300 POR RES

Y esta historia se vuelve a repetir en el 2020, los ranchos están hasta el tope de agua; para movilizar ganado a otros ranchos genera gastos, como el pago de vaqueros, renta de camionetas y remolques, pago mensual de trescientos pesos por cabeza de res en renta por pastar en otro rancho, “todos estos gastos son cubiertos por los pequeños productores de carne, sin que dependencias como la Secretaría de Desarrollo Agropecuario y Fomento Pesquero (SEDAFOP) les ayude en cubrir nada de gastos y las reses no saben nadar”, destacó el ganadero De la Cruz Rodríguez.

 

AUMENTA NÚMERO DE ALBERGADOS

Suman 150 familias y un total de 800 persona albergadas en escuelas, casas de salud y en ermitas; hasta el momento no hay apoyos de gobierno estatal, ni federal, están expuestos a su suerte, ya que no les reciben ningún apoyo, así los declaro Celia Pérez de la Cruz delegada municipal de la ranchería Belén.

En la ranchería Belén se encuentran albergados seis familias dentro de la ermita la Virgen del Carmen, además de que se rentó una carpa que les cobra dos mil pesos diarios, pero que hasta el momento ninguna autoridad les ha respondido para sufragar estos gastos, señaló la delegada municipal Celia Pérez.