Conecta con nosotros
151 vistas -

100% Deportes

Se le rinde el público a Serena Williams gana en el US Open

Su carrera sigue viva; con una victoria en dos sets contra Danka Kovinic, la 23 veces campeona de Grand Slam avanza a la segunda ronda.

Publicada

en

Había perdido tres de cuatro partidos desde que volvió a jugar en Wimbledon después de un año de ausencia. Pero el lunes por la noche, estaba de vuelta en casa en el US Open.

Cuatro semanas antes de cumplir 41 años, Serena Williams, jugando en el último evento de su carrera, derrotó a Danka Kovinic 6-3, 6-3.

Williams ahora ha ganado 107 partidos en Nueva York, y 102 de ellos han sido en el estadio Arthur Ashe, casi la mitad de ellos de noche.

Ya está programada para jugar dobles a finales de esta semana con su hermana mayor Venus, pero Serena logró otra cita en individuales, con la cabeza de serie número 2, Anett Kontaveit, el miércoles. La anticipación, como el legado de Williams, será enorme.

El público emocionado y ruidoso, en Ashe con entradas agotadas, que estableció un récord de asistencia a una sesión nocturna de todos los tiempos para una noche de apertura con 29,402 fanáticos, estuvo con ella en cada paso del camino. Williams se convirtió en la cuarta mujer en la Open Era en ganar partidos cuando era adolescente, así como en sus 20, 30 y 40 años, uniéndose a Martina Navratilova, su hermana Venus y Kimiko Date. Para que conste, tiene un récord de 21-0 en la primera ronda del US Open, perdiendo solo dos sets frente a Nicole Pratt en 1998 y Anca Barna en 2001.

En el mundo de hoy de períodos de atención cortos, deja que tu conciencia asimile eso por un momento. Hay más: Serena se convirtió en profesional hace más de dos docenas de años y ganó el primero de sus 23 títulos de Grand Slam en individuales hace 23 años. No es de extrañar que la edición actual de Time Magazine presente a Williams en la portada con la cabezera: “La más grande” (“The Greatest”.).

La velada comenzó con un tributo en video con la voz de Beyoncé y, como tantas producciones de Serena, fue teatral y meticulosamente organizado.

Estaba cubierta de purpurina, literalmente de pies a cabeza. Su vestido diseñado por Nike, inspirado en el patinaje artístico, presentaba seis capas, para conmemorar sus seis títulos del US Open. Sus zapatos Nike lucían un swoosh con incrustaciones de diamantes, compuesto por 400 diamantes.

La ceremonia posterior al partido, organizada por Gayle King, fue un gran agradecimiento de la Asociación de Tenis de los Estados Unidos.

“Nos enseñaste a usar nuestras voces y a soñar en grande”, dijo Billie Jean King. “Especialmente para las mujeres y las mujeres de color”.

La afición en la cancha principal en Flushing Meadows se le rindió a la gran Serena Williams desde que hizo acto de presencia.


Una panorámica imponente,k con una vista general del estadio Arthur Ashe durante el cotejo entre Serena Williams y Danka Kovinic.


Serena siempre distinta, vestida para una ocasión única: la menor de las Williams y su singular outfit para su primer partido en el US Open 2022, el último de su carrera.


La fan número uno de la tenista, Olympia Ohanian, la hija de Serena siempre apoyando a su madre durante el partido contra Danka Kovinic


El detalle de las zapatillas que la marca Nike le confeccionó especialmente a Serena Williams para este US Open; luciendo un swoosh con incrustaciones de diamantes, compuesto por 400 diamantes.


Su vestido diseñado por Nike, inspirado en el patinaje artístico, presentaba seis capas, para conmemorar sus seis títulos del US Open.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia