web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina

Se hunden 30 centímetros por año 12 alcaldías de la CDMX

El hundimiento de suelos no es exclusivo de la Ciudad de México, también se registra en otros siete estados de la República.

Al menos 12 de las 16 alcaldías de la Ciudad de México se hunden hasta 30 centímetros por año. El hundimiento del suelo en la Ciudad de México, se tiene registrado desde 1920.

Iztapalapa, Iztacalco, Venustiano Carranza y Gustavo A. Madero, son las zonas donde se reportan los mayores hundimientos de suelo, según el Atlas de Riesgo de la capital.

Guillermo Pérez, jefe de Unidad Departamental de Riesgos Territoriales, explicó: “La extracción de agua subterránea es el detonante de la subsidencia y después el fracturamiento en la Ciudad de México”.

Leobardo Domínguez, subdirector de Dinámica de Suelos y Procesos, detalló: “En 1950 se documentó el hundimiento más grande de la ciudad, 52 centímetros en un año, en el centro de la Ciudad de México, desde 1950 a la fecha, la Ciudad de México, se ha hundido más de 12 metros eso que origina, pues que sea más propensa a las inundaciones, si es un fenómeno preocupante”.

El Atlas de Riesgos de la Ciudad de México, presenta tres colores en el semáforo de hundimientos del suelo:

  1. Amarillo, zona donde el suelo se hunde entre 2 y 10 centímetros al año, comprende colonias de las alcaldías: Gustavo A. Madero, Miguel Hidalgo, Benito Juárez, Iztacalco y Xochimilco.
  2. La zona de semáforo en Naranja, con hundimiento promedio de entre 11 y 20 centímetros anuales comprende colonias de las alcaldías: Xochimilco, Tláhuac, Iztapalapa y Venustiano Carranza.
  3. Y la zona de semáforo rojo, con un hundimiento promedio anual de entre 21 y 30 centímetros, comprende colonias de Venustiano Carranza, Gustavo A Madero, Iztapalapa e Iztacalco.

La colonia San Felipe de Jesús, ubicada en la alcaldía Álvaro Obregón es una de las que presenta mayor hundimiento anual en la ciudad.

La extracción de agua para consumo humano, ha provocado el hundimiento constante de la Ciudad de México, primero en la zona centro y después en el Oriente y el Sur, a donde fueron llevados los pozos de extracción.

Sergio Rodríguez, investigador del Instituto de Geología de la UNAM, comentó: “El 70, 75% del agua para abastecer a la Ciudad de México, viene del subsuelo. Imagínese usted una esponja, la esponja almacena el agua en los poros, pero si usted apachurra la esponja con un peso, el agua va a salir y después si usted sin quitar el peso quiere volver a llenar esa esponja, ya no se va a llenar igual porque que pasó, esos poros que existían ya no existen”.

Las alcaldías donde no se registra hundimiento debido a que están situadas en suelo rocoso, son Cuajimalpa, Milpa Alta, Magdalena Contreras y Tlalpan.

Sin embargo, el hundimiento de suelos, no es exclusivo de la Ciudad de México, también se registra en siete estados más: Jalisco, Michoacán, Guanajuato, Aguascalientes, Durango, Coahuila y Querétaro.

Especialistas señalan que la alternativa para frenar los hundimientos del suelo, es la recarga de mantos freáticos.

Otra opción para los especialistas es el aprovechamiento de agua de lluvia para actividades humanas, solo así, se evitará que las ciudades se hundan y edificios y monumentos se fracturen con el paso de los años.

 

Con información de   Noticieros Televisa