Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
Llevan dos días consecutivos por la ciudad de Oaxaca, de una sucursal a otra.

Se exponen campesinos en Oaxaca para cobrar apoyos

Algunos suman dos días afuera de una sucursal bancaria; uno de los campesinos se desmayó y fue atendido en el lugar.

Más de 50 mujeres y hombres del campo, beneficiarios del recurso federal Producción para el Bienestar (antes Procampo y Proagro), pernoctaron la noche de ayer martes afuera de la sucursal de Banamex, ubicada en la esquina de Hidalgo y Armenta y López, en el primer cuadro de la ciudad de Oaxaca, con el propósito de alcanzar este miércoles una ficha para ser atendidos y canjear la orden de pago por mil 600 pesos por hectárea.

Tendidos sobre la fría cantera algunos campesinos se alcanzaron a cubrir con los escasos cartones y periódicos que encontraron arrumbado en la calle, mientras las mujeres se envolvieron en su rebozo y persignaron pidiendo la protección divina durante la madrugada.

Llevan dos días consecutivos por la ciudad de Oaxaca, de una sucursal a otra. Malas caras. Malos modos han padecido los productores del campo. En parejas algunos, otros en solitario han peregrinado por las calles de la zona norte y centro de la capital. Limitados en sus gastos, con el estómago vacío y deshidratados. Invisibles para los gobiernos y los ciudadanos, ensimismados en sus propias crisis.

Las autoridades de alto nivel distante en home office, sin embargo, la tropa de la Policía Municipal y Estatal además de entregarles cubrebocas y recomendarles la sana distancia fueron afables al no dejar solos a los campesinos .

Durante la mañana del martes, un adulto mayor se desvaneció en la fila, vencido por el cansancio, el hambre y sed; el auxilio oportuno de los uniformados hizo posible que no perdiera el conocimiento.

Con la compañía de su hija, el campesino procedente de la Sierra Sur, salió de su comunidad a las 03:00 de la madrugada del martes con rumbo a la capital, llegó a la fila del banco, alrededor de las 7:00 horas; tres horas después su cuerpo se desplomó ante la mirada de otros campesinos, los paramédicos de la Cruz Roja arribaron al lugar para estabilizarlo después de 30 minutos.

Con información de Excelsior