web analytics
Síguenos

¿Qué estás buscando?

Advertisement

Centro

Se dispara violencia por cuarentena en Tabasco

Repuntan casos de violación, homicidio y violencia familiar, atribuidos al aislamiento por Covid-19.

El aislamiento de las personas provocado por la declaratoria sanitaria por el Covid-19, ha generado repunte de la violencia, al cierre del primer trimestre del año, delitos como la violación, homicidio doloso se han incrementado hasta en un 36 por ciento, mientras que a violencia familiar continúa generando llamadas al 911.

De acuerdo a las cifras actualizadas del Sistema Nacional de Seguridad Pública, correspondientes al mes de marzo del 2020, más de la mitad de los delitos se fueron a la alza, entre ellos la violación y violencia familiar, que podrían estar asociados a la cuarentena que se ha extendido hasta finales de Mayo, pero también las ejecuciones por la delincuencia organizada, no ha dado tregua.

En cuanto al comportamiento de estos delitos, la violación simple alcanzó un incremento de hasta el 36 por ciento en relación al mes pasado, de acuerdo a Fiscalía del estado en febrero se iniciaron al menos 22 carpetas de investigación por esta conducta, para marzo la cifra llegó a 30, cerrando el primer trimestre con al menos 71 víctimas.

La declaratoria de ley seca en la entidad, pudiera ser uno de los factores que contribuyó a que la violencia familiar descendiera en casi un tres por ciento en relación al mes de febrero cuya cifra alcanzó los 607 casos denunciados, mientras que marzo, acotó en las587 carpetas, a las que dio entrada la Fiscalía General del Estado.

El homicidio doloso registró un total de 54 casos, de los cuales 37 fueron cometidos por armas de fuego, en su gran mayoría por esta nueva pugna entre vendedores de drogas y huachicoleros que se resisten al embate de células criminales de mayor fuerza y que de acuerdo a fuentes policiales, se han adentrado al territorio tabasqueño.

Al cierre del primer trimestre del año, el número de personas asesinadas llegó a las 151 víctimas, contrario a lo pensado con la declaratoria sanitaria al estimarse un posible descenso de estos ajustes de cuentas, al menos 106 personas perdieron la vida por proyectiles de arma de fuego, convirtiendo marzo en el periodo de mayor violencia pese a la pandemia.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Te puede interesar

Advertisement