Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
Un niño estudia a través de la computadora debido a la contingencia sanitaria.

Se dispara la violencia contra niños

Padres de familia observan las clases virtuales y golpean a los niños por su comportamiento.

TABASCO.- El modelo de “escuela en línea” ha elevado el índice de violencia contra niños y niñas que estudian sobre todo preescolar y primaria, por parte por los padres que están presenciando el comportamien­to, distracción y entretenimiento de los menores al estar en sus vi­deo llamadas.

De acuerdo con el psicólogo y especialista de la Secretaría de Salud, Luis Fernando Pérez Gu­tiérrez, esto se debe a que los pa­dres, sobre todo las madres que están en casa con los pequeños, presencian todas las acciones de los niños frente a un profesor que está dando las clases a través de los medios virtuales, lo que en muchos de los casos para los pro­pios padres no es una medida co­rrecta de comportamiento y por eso reprenden a sus hijos.

“Los padres muchas veces no están conformes o a gusto con el comportamiento de sus hijos en las clases por eso los regañan, los reprenden y en algunos de los ca­sos les dan un golpe”, dijo el espe­cialista.

 

SITUACIÓN NUEVA

Consideró que “esto es algo nuevo y digámosle así porque cuando los pequeños están en la escuela los padres no los pueden ver y de otra forma el niño ya se comportaba así, pero los papás no lo veían”, dijo.

De igual forma, el especialista explicó que la mejor alternativa de ir moldeando a los menores es el diálogo, expresarles que las circunstancias los han colocado en un modelo de clases diferente que se debe aprovechar al máxi­mo, por lo que tienen que estar atentos, no distraerse.

“El diálogo es lo mejor ante todo, no solo con niños, sino también con adultos, pero si uno viene con el niño y le dice que se comporte, que tiene que aprove­char sus clases, que el profesor está preocupado porque todos aprendan podemos hacerlos en­tender, no todo deben ser golpes”, explicó.

El especialista señaló que al igual que los alumnos que apenas están aprendiendo y adaptándose a las clases en línea, los padres de familia igual están aprendiendo y deben ser tolerantes, toda vez que cada persona tienen su propia forma de comportarse y no debe amoldarse a las exigencias que los padres quieren imponer