Conecta con nosotros

Astillero

Scherer, Gertz y Olga: el culebrón

Publicada

en

1169 Visitas

 

  • Vuelven a cartelera ● Gobernadores alfombra ● Atenco, larga lucha: ANP

Pasados los fastos aeroportuarios de Santa Lucía (patrona de los ciegos y los enfermos de los ojos, según el retablo católico), y medianamente esclarecido el tremendo debate nacional entre tlayudas, doraditas, huaraches y otras expresiones gastronómicas del profundo ser nacional, se reinstala en cartelera el culebrón políticomonetario que protagonizan Julio Scherer Ibarra, el definitorio exmayordomo jurídico al que asignan roles de sospechosismo delictivo casi consustanciales a su incriminable oficio; Olga Sánchez Cordero, la sutil exsecretaria de Gobernación cuyo administrativo aroma floral se convertía en pócima cultivadora de confabulaciones con el superpolicía de gabardina oscura o abrigo igualmente detectivesco  e inicial apellido drástico, Gertz Manero Alejandro, el fiscal implacable con sus exfamiliares políticos y despacioso cual quelonio en el resto de los asuntos, los de colectivo interés nacional.

Ayer mismo, mientras muchos mexicanos se obstinaban en mantenerse en el concienzudo papel de peritos en pistas, torres de control, trazados aeronáuticos y franquicias alimenticias en salas de espera, uno de los once ministros de la Corte daba a conocer de manera oficial (no mediante intercepciones al rudo Gertz de telefonemas con otro miembro de la Fiscalía Personal de la República, Juan Ramos, usual depositario de las mejores encomiendas particulares de su jefe) el proyecto de resolución, que el próximo lunes votarán él y sus demás compañeros togados, mediante el cual quedarían en libertad las dos mujeres acusadas arrolladoramente por el mencionado Gertz de omitir cuidados en la fase final de su hermano Federico, al que la novelería de temporada adjudica ejercicios en vida de salvaguarda y ocultamiento de millonarios fondos en dólares y en el extranjero del poderoso Alejandro, súbito investigador no solo en la FGR sino también en el Conacyt.

Ante los giros del libreto complicado que se va desarrollando, el máximo jefe político (de acento tropical en su habla), que fue quien recicló a Gertz y a Sánchez Cordero, y empoderó a Scherer, ha decidido tratar de dar la vuelta a la página y dejar todo en los senderos de empantanamiento del sabido proceso judicial (¿a cargo del propio fiscal Gertz?).

Conocido es el círculo pernicioso de la escandalera nacional: el barullo y la pelotera de hoy cederán, casi como ley de ciencia política, a la venidera que, a su vez, parecerá inextinguible en cuanto llegue la otra. Y así en sucesiones inacabables.

En otro tema: el nuevo aeropuerto también dio foro a la priista competencia descarada por reacomodos en busca de impunidad después de dejar el cargo, y eventuales consulados, embajadas o protecciones similares.

Del hidalguense Omar Fayad poco hay que batallar para encontrarlo en la alfombra discursiva ante el jefe político en turno. El mexiquense Alfredo del Mazo pasó de la languidez casi holográfica (se habla de lo político) al entusiasmo desbordado para calificar la obra aeroportuaria de Santa Lucía casi como milagro mundial. Y el oaxaqueño Alejandro Murat, cual espumosa bebida pronto cedente en lo electoral, “siempre presente en los mejores eventos” obradoristas.

El gobierno federal ha decretado que el Lago de Texcoco sea Área Natural Protegida, con el carácter de Área de Protección de Recursos Naturales. Las tierras y aguas ahora a explícito resguardo ambiental institucional corresponden a cinco municipios del Estado de México, entre ellos Atenco, donde el Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra ha librado una larga batalla ante la cual gobiernos, como el foxista (con Peña Nieto como gobernador del Estado y el fallecido almirante Wilfrido Robledo como jefe policiaco), ordenaron represiones históricas.

La determinación del presidente López Obrador, detallada por María Luisa Albores, titular de Semarnat, en la Mañanera, impedirá, además, que en el futuro se pretenda construir algún aeropuerto ahí. ¡Hasta mañana!

tabascohoy.com

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia