web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
Santi exhorta a la población a confiar en los médicos.

Santiago venció al Covid-19 tras estar intubado 11 días

La madre del pequeño explicó que los doctores le indicaron que estaba muy grave y que tenía muy pocas posibilidades de sobrevivir.

Tras permanecer 11 días intubados, Santi, como le llaman de cariño, venció el coronavirus COVID-19 con tan solo 9 años de edad y diversas cirugías, aunque aún necesita un trasplante de médula ósea.

La madre del pequeño explicó que los doctores le indicaron que estaba muy grave y que tenía muy pocas posibilidades de sobrevivir.

“Nos decían: la mortalidad es del 95 por ciento, estaba muy grave y con muy pocas posibilidades de vida, nos daban el 5 por ciento, pero él ya estaba bajo un respirador”, señaló.

A su corta edad, el menor ha logrado vencer varias batallas como cirugíasquimioterapiastumores en los riñones, metástasis en hígado, así como un problema en la sangre llamado ‘pancitopenia’, lo que lo condiciona a leucemia, baja de defensas y lo expone a un mayor riesgo de complicación por COVID-19.

“Me daba fiebre, no tenía fuerza ni para sentarme y era casi casi como si no tuviera huesos. También me acuerdo de que tenía un tubo metido en la boca, casi no podía dormir, tenía que buscar bien cómo acomodarme y esa noche me lo quitaron, pero no podía hablar, tenía que hacer señas y casi nadie me entendía”, detalló el menor.

Santi estuvo 13 días en terapia intensiva, de los cuales 11 permaneció intubado y aislado, lapso en el cual se comunicaba con sus padres a través de videollamadas, además de que elaboraron varios carteles para levantarle el ánimo.

Los médicos del pequeño indicaron que el caso fue un reto, pues debían escoger el mejor tratamiento para aliviar los síntomas del COVID-19, además de tratar de no complicar más su enfermedad, para que necesita un trasplante de médula ósea, así lo explicó Yashira Castellano, intensivista pediatra del Hospital Infantil de Tlaxcala.

La madre de Santi señaló que ya hay un donador compatible genéticamente, pero que necesita apoyo, toda vez que el trasplante vale 40 mil dólares.

“Santi aquí está, seguimos luchando por él, vamos por otra batalla, estoy orgullosísima de Santi, soy la mamá más orgullosa de él. Nos dio la lección de vivir, es un ángel de luz que tiene muchas razones para seguir adelante”, añadió.

Con información de López Dóriga.