web analytics
Síguenos

¿Qué estás buscando?

Columnistas

¿Santa Cachaza? II

La santa cachaza pesa. A veces se nos viene encima, no entendida bien a bien por el sentido común. Llega a provocar pensamientos domésticos no más que se permita dar vuelo a la hilacha en eso de divagar: Antes –se dijo- vivía de pata de perro, ahora, de cuando en cuando, con un humor de perros.

Suelta los pensamientos y atente a las consecuencias. Tampoco los apersogues: dales canal, y verás qué gama de ánimos te ofrecen.

El equilibrio no es habilidad circense, muy admirable y digno de aplaudirse. No es ocasional entretenimiento propio ni ajeno. Ah, que si no lo llevas, podrías tropezar tu pies que en un momento dado olvidas son tuyos.

No es obligado competir con nadie pero ser competente es proceso continuado, persistente.

La concepción humana es un misterio de exacto encuentro biológico. Origen, no destino fatal de cada vida.

El destino es la parte final, en apariencia cómoda, de quien no ha sabido a qué ni con qué tirarle y acertar a la existencia.

Ordena los buenos recuerdos, para no engolosinarte en determinados hechos sin son ni ton.

Malos recuerdos, sin olvido, en su justo sitio, no llegarán a ser tan desfavorables. Aún el duelo puede procesarse, sin agotar en el tintero su punto de partida.

Aprende bien quien atiende y hace, así maestro, padre de familia y alumno.

El camino será tan amplio y despejado como igual que entiendas, en todo momento, dónde tienes los pies y la cabeza.

Qué alentado adaptarse aún a lo que no te cuadre, y todavía a cuanto de pronto resulte irreparable.

El retiro impuesto por causas de la pandemia, no es simple inmovilidad y menos pereza.

Entender que hay cuestiones, sí, cuestiones sin pronta respuesta, nos confirma que, con independencia de motivos, habrá por otro lado cientos de miles de empresas que ya están sacando provecho…a domicilio. Atóntate, pues.

Te puede interesar

Advertisement