Connect with us

Hola, que estas buscando?

Imagen: Captura de pantalla video Twitter @RuidoEnLaRed

México

Sabe hablar chontal y tejer petates: Así es el tabasqueño testigo de accidente en Metro de CDMX

“Cuando salí de Tabasco pues ya me tuve que enfrentar a un mundo muy diferente a mi pueblo”, contó Miguel, también conocido como ‘Angie’.

TABASCO.- Miguel Ángel Córdova Córdova es un joven tabasqueño que se hizo popular en los últimos días, luego de ser testigo del accidente en la Línea 12 del Metro de la CDMX. Aunque vive en situación de calle, el medio Ruido en la Red lo contactó y lo entrevistó para conocer más sobre él.

Sabe hablar chontal y tejer petates

Es originario de un poblado llamado Olcuatitán, del municipio de Nacajuca, lugar donde no había luz y oían la radio cubana. Actualmente tiene 36 años y desde muy pequeño salió de Tabasco por cuestiones personales.

Sus padres le enseñaron el chontal como lengua materna, así como a tejer palma de petate, con la cual se elaboran petates (esterilla) y otras artesanías tabasqueñas. 

“Tenía yo 4 años (…) no teníamos ni siquiera un granito de sal (…) mi mamá se quería apurar a tejer el petate para, por lo menos, comprar dos pesos de maíz para hacer pozol, el chorote, cacao con maíz (…) aprendí a terminar de tejer y me dejé de hacer p*ndejo”, narró.

Además de estos productos, su abuela Angélica Bernardo Esteban también le enseñó a tejer hamacas. Sobre ella, dijo que era “una hermosura de mujer” originaria del estado de Veracruz y quien vivía en Tabasco porque se casó con su abuelo, quien era oriundo de allí.

“Soy conocido como Angie”, explicó el joven, en honor a su abuela. Así le gusta que le llamen, pues su nombre ya no le agrada.

Su familia

El padre de este joven murió años atrás y su madre, Micaela Córdova Bernal, todavía vive pero no le gusta hablar de ella.  Tiene 9 hermanos, de los cuales, recuerda sus nombres y cómo son, a pesar de no verlos desde hace muchos años. También recuerda a su sobrina, hija de una de sus hermanas.

Afirmó que en ocasiones extraña a su familia porque le llega la nostalgia, y que nunca dejará de bendecir a todos los de su sangre. “Si aún mis hermanos se acuerdan de mí, les mando muchas bendiciones”, expresó.

Habla otras lenguas y le gustan los libros

Además del español y el chontal, el joven precisó que sabe hablar las lenguas maya, zoque, zapoteco y mazateco. De hecho, aseguró que a pesar de los años no se le olvida el acento tabasqueño, ya que no se avergüenza de dónde viene.

Disfruta de la lectura, ya que desde muy pequeño estuvo trabajando en un asilo en Guanajuato, en el que había una biblioteca con muchos escritos. Allí estudió la primaria y leyó libros de Sor Juana Inés de la Cruz y Teresa de Ávila, entre otros autores.

También le gustan las películas antiguas, como las de la “India María” y canciones como “Con las alas rotas” de Prisma, que es su favorita.

Salió de Tabasco a “un mundo diferente”

“Cuando salí de Tabasco pues ya me tuve que enfrentar a un mundo muy diferente a mi pueblo”, contó ‘Angie’. Sin embargo, afirmó que ha sido “feliz a pesar de tantas vivencias y experiencias” en distintas ciudades de la República, como Monterrey, Tijuana y la Ciudad de México, donde habita desde hace 10 años.

En ese transcurso, perdió sus documentos oficiales y vivió algunos malos ratos, como una ocasión en la que le intentaron quitar 50 pesos y por negarse, le enterraron un desarmador.

“Mi vida siempre ha sido (…) sobrevivir, vendiendo juntando botellas, latas, cartones pero siempre sin hacer daño a nadie”, narró. “Me voy a dormir con la idea ‘mañana será un gran día’ (…) Simplemente me levanto y que sea lo que Dios quiera”, expresó Miguel.

Esto, pese a que hay situaciones de su niñez y juventud que no puede “sacar de su cerebro” y lleva la tristeza “por dentro”.

Los sueños de ‘Angie’

‘Angie’ dijo estar “muy contento” y aunque al principio tenía miedo de ser conocido, ahora se encuentra más tranquilo.

“Soy feliz con las pequeñas cositas, la vida es bella. Esa es mi pasión, vivir”, expresó. Actualmente, su sueño más grande es un trabajo, tener “un cuartito” y tener una televisión, ya que nunca ha tenido una. 

Agradece atenciones

“Gracias por esa muestra de cariño, por hacerme sentir que todavía vivo en la sociedad (…) les deseo a todos lo mejor, a sus familias”, dijo, sobre las atenciones y los ofrecimientos de ayuda que le han hecho.

Dijo que la situación no es para hacerse famoso sino al contrario, ya que los “de abajo” sufren y le rascan día a día “para conseguir la chuleta”. “Echémosle ganas y todo va a estar bien (…) nos toca apapacharnos a nosotros mismos como país”, precisó.

Finalmente, pidió a todos “poner la mejor cara ante el mundo”.

Tabasco HOY

Te puede interesar

Advertisement