Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
Un franelero se pone de acuerdo con el conductor de un auto particular para transportar pasajeros.

Ruletean los Uber y hasta particulares

Se ubican en las paradas más concurridas, cobrando por el servicio precios excesivos sin estar regulados.

Ante la prohibición del transpor­te público de no circular entre las 10 y 3 de la tarde, además de pa­sadas las 18 horas, conductores en unidades particulares han comenzaron a ofrecer servicios co­lectivos, los cuales cobran hasta en 50 pesos cada uno.

 

APROVECHAN LA SITUACIÓN

En sitios de plaza comerciales como Crystal, mercado Pino Suárez y central camionera, los conductores ofrecen servicio en unidades particulares, las cuales además de que lo hacen sin re­gulación alguna, también se des­conoce si ofrecen las medidas de higiene que se establecen para evitar el contagio del coronavirus.

Apoyados por franeleros, los conductores ofrecen el servicio a los usuarios que se encuentran en las paradas, cobrando incluso has­ta un 25 por ciento más que una unidad regulada, argumentando que son servicios “especiales”.

Un video en poder de Grupo Cantón muestra como estas uni­dades se colocan en los sitios y ofrecen sus servicios, violando además el reglamento de la Se­cretaría de Movilidad.

Desde el cuatro de mayo, la Secretaría de Movilidad publi­có un acuerdo en el que se emi­tieron nuevas medidas para el servicio de transporte público y privado, con el propósito de reducir la movilidad de los ta­basqueños, ante la actual emer­gencia sanitaria.

En el acuerdo se establece que los vehículos en los cuales se presta el servicio público y priva­do de pasajeros en todas sus mo­dalidades, sólo podrán operar al 50 por ciento de su capacidad, sin excepción alguna.