Conecta con nosotros

Tabasco

En quiebra criadores de cerdos, operan al 50% de su capacidad

Falta de producción de granos en el estado, competencia desleal de Yucatán y falta de apoyos tienen en jaque a las pocas granjas porcícolas del estado.

Publicada

en

1482 Visitas

JALPA DE MÉNDEZ.- Bartolo es criador de cerdos pero está pensando muy seriamente en soltar la toalla. Los últimos seis años han sido muy difíciles, el mercado se ha comprimido, la competencia es muy fuerte y los precios de los alimentos alcanzaron niveles insospechados durante el primer semestre de este 2022.

Su granja, ubicada en la cabecera municipal de Jalpa, opera desde hace ya un tiempo a la mitad de su capacidad, tuvo que vender jaulas y hoy de las que le quedan solo algunas están ocupadas.

Tiene apenas dos sementales, cuatro vientres que espera pronto entren en celo y otras tres que están amamantando. Actualmente tiene disponibles para la venta 20 lechones y hay otros 20 que recién cumplieron un mes y que ya podría salir para la venta.

El problema para él es encontrar quien se los quiera comprar y al precio que realmente valen. “No hay compradores porque a nadie conviene engordar cerdos en este momento, sale muy caro, por el precio del alimento y es preferible para cualquiera comprar animales ya engordados que traen de fuera”.

A sus casi 70 años, Bartolo ya es de andar cansado, aunque dice que aún se siente vigoroso. Todos los días despierta a las cuatro de la mañana para iniciar su rutina, que consiste en lavar pisos, a los animales, ponerles alimento y verificar que todo esté funcionando óptimamente.

• Bartolo Ramón Magaña, con 11 años criando cerdos, advierte de la severa crisis que vive A esperar el sector.

EFECTOS DEL CALOR

La temporada de altas temperaturas aún no pasa y debe cuidar que no se estresen, que el agua no les falte y si hay demasiado calor encender los ventiladores industriales que tiene disponibles.

Hace 11 años cuando Bartolo Ramón Magaña se inició en el negocio la situación era muy distinta. Eran otras las condiciones del mercado y el gobierno federal se vio decidido a impulsar la actividad porcícola en el estado, que históricamente ha sido de traspatio. Existían programas para incentivar las actividades primarias.

Sin embargo, a mitad del sexenio anterior se empezaron a reducir los apoyos para los productores y en la actual administración desaparecieron de tajo, por lo cual debieron enfrentarse solos a las dificultades generadas principalmente por el encarecimiento de los granos.

“Nosotros de manera particular hemos solicitado créditos, apoyos del gobierno y nos engañan, nos dicen que sí hay apoyos y nos hacen sacar puros papeles notariados y luego no nos dan el apoyo”, señala.

El problema para el porcicultor es que Tabasco es totalmente deficitario en producción de los granos con que se elabora el alimento para este ganado, a diferencia de otras entidades del país, lo que encarece los costos de producción.

“En promedio el alimento ha aumentado su precio en más de un 100 por ciento. Se debe a que no hay granos, se importan de otros país y semana con semana está subiendo”.

Para sus animales Bartolo compra alimento Alpesur, que vende cada bulto en 580 pesos. Debe adquirir 10 sacos semanales, lo que equivale a 5 mil 800 pesos; “desde luego que no me da porque la venta está floja”.

Por si fuera poco los precios que se ofrecen por los animales son muy bajos. “Yo vendo puros cerditos, pero me quieren pagar 500 pesos, 800, y un puerquito de destete de un mes vale en promedio mil 200”.

Esto es situación es la que tiene desmotivado a Bartolo, quien asegura que si todo sigue igual, pronto podría cerrar su granja. “Yo quiero aguantarme hasta que me den las fuerzas, pero si no se compone voy a vender todo el equipo”.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia