Síguenos

¿Qué estás buscando?

Elementos de la policía estatal Preventiva se presentaron en el domicilio de la madre agraviada

Centro

Roban a niña recién nacida en curahueso

La madre fue atacada en su vivienda por una mujer y un hombre quienes la dejaron atada de pies y manos.

CENTRO.- Una bebé de apenas horas de nacida y presuntamente hija de un elemento de la Guardia Nacional, fue robada ayer por la tarde por una pareja que durante meses había logrado ganarse la confianza del matrimonio.

Este sábado lograron ingresar al domicilio de la víctima para sustraer a la recién nacida y dejar amordazada a la madre.

Los lamentables hechos que activaron los protocolos de seguridad en la ciudad de Villahermosa, se suscitaron en la casa marcada con el número 213 de la calle Venecia enclavada en las inmediaciones del fraccionamiento La Gloria en la ranchería Curahueso, sitio que fue abarrotado por las autoridades que tomaron conocimiento del robo.

La pareja conformada por Genoveva y José, este último integrante de la división caminos de la Guardia Nacional, habían acudido desde el pasado viernes por la noche a la clínica La Ceiba localizada en el fraccionamiento con el mismo nombre, el sábado por la mañana la fémina habría dado nacimiento a una niña.

Cerca del mediodía y ya en su casa, Genoveva abrió la puerta para dejar pasar a una amiga, sin embargo, fue sometida, atada de pies y manos, al mismo tiempo que su hija era sustraída del cunero, los secuestradores utilizarían el teléfono de la víctima y pedir un servicio Uber, en el cual finalmente escaparon.

Fuentes policiacas señalaron que la madre había conocido a través de las redes sociales a una mujer quien dijo ser originaria de Tamulté de las Sabanas con la cual entabló una amistad pues la ayudaba con vestimenta y comida en ocasiones, incluso acudió durante el alumbramiento del bebé, presuntamente en apoyo a su amiga.

La plagiaria, una mujer de aproximados 30 años de edad, era acompañada de un masculino de aproximados 25 años, quienes además al salir del domicilio se habían colocado pelucas, gafas y gorras y finalmente escapar con la niña en brazos.

El elemento de la Guardia Nacional retornó a su casa cerca de las cuatro de la tarde, pues su pareja no respondía las llamadas, al entrar a la casa se encontró con su esposa en medio de la sala con las manos atadas y la boca cubierta con una franela, posteriormente dieron parte a las autoridades de la Fiscalía General del Estado.

Te puede interesar

Advertisement