web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
Pese a la desgracia en Macuspana, pobladores de Nacajuca salen a las calles a tirar cuetes en peregrinación de su Santo Patrono.

Retan a la desgracia en festejo patronal

Es difícil erradicar la quema de cohetes en estos eventos, señala cohetero mayor de Nacajuca.

NACAJUCA.- El pasado sábado día de San Antonio de Padua, se realizó una procesión en las principales calles del municipio, pese a la peligrosidad de los cohetes, se continúan usando, como es tradicional en las fiestas patronales, aun sabiendo que estos juegos pirotécnicos utilizan pólvora, material muy peligroso.

Juan Jiménez García, destacó que tiene años que maneja cohetes y pirotecnia en fiestas patronales, sin accidente alguno, pero se tiene que tomar muchas precauciones, y detalló que quienes están encargados del uso, manejo y encendido de esta pirotecnia, son personas adultas, no se involucra niños en el su manejo y desde hace un buen tiempo, para mayor seguridad y evitar riesgos, se utiliza una barra metálica de veinte centímetros con un arillo en el extremo en donde se sienta el cohete para ser prendido.

Aun señaló que hay personas temerarias principalmente de comunidades que aun quema cohetes deteniéndola de manera directa, es peligroso porque hay cohetes que tiene muy corta la mecha y explotan casi de manera inmediata con solo acerca el fuego, dándose quemadura en la mano de quien está lanzando los cohetes.

Jiménez García señaló que nunca se debe acumular grandes cantidades de cohetes para una procesión, ya que eso es una verdadera bomba, tal como ocurrió en el municipio de Macuspana, y principalmente no involucrar a niños.

Enfatizó: “Quemar cohetes y pirotecnia es una tradición muy arraigada en las fiestas patronales, forma parte de nuestra cultura y será muy difícil erradicarla”.