Conecta con nosotros
7 vistas -

MAÑANERA …CON LUPA

Responsabilidad no culpa

Publicada

en

En torno al lamentabilísimo asesinato de un guía de turistas y dos sacerdotes jesuitas en la Sierra de Chihuahua, el presidente coloca (por enésima vez), el dedo en el renglón; envía un claro mensaje a sus detractores: la actual situación de violencia es culpa de, por lo menos, los dos últimos gobiernos federales (Calderón y Peña), el primero por entregar un país “incendiado” y el segundo por mantenerlo así e incluso acrecentarlo.

AMLO asume su responsabilidad (no culpa), sin embargo, va al fondo del problema y expone a los mexicanos, a sus críticos y al mundo, que resolverlo tomará tiempo y pide entendimiento, porque aun parece NO dimensionarse la gravedad y alcances de que Genaro García Luna, el ex responsable de la seguridad pública del país, ahora se encuentra preso en Estados Unidos acusado, precisamente, de proteger al crimen organizado, así resultará en extremo difícil acabar con la inseguridad en seis años.

AUTONOMÍAS REALES

“Santiago Nieto me informaba con más frecuencia sobre asuntos de esa oficina, la instrucción era denunciar en la Fiscalía”. En esos términos se refirió AMLO al tema de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF).

Pablo Gómez, su actual director, “no necesariamente me va a estar informando” La Fiscalía, la UIF y el Poder Judicial hacen lo suyo. AMLO está diciendo entonces, que las cosas cambiaron y el presidente NO es ya el Poder de los Poderes; reafirma la autonomía de la Fiscalía y que él NO ordena cómo ni a quién investigar.

Quiere hacerles entender a sus detractores que si dudan de esa autonomía y que el titular de la UIF no está obligado a pedirle permiso para proceder, es porque su concepción conservadora es que el poder presidencial debía o debe servir, sólo para privilegiar a grupos muy focalizados defendiéndolos o solapándolos mediante instituciones que, si bien en la teoría eran independientes, en la práctica PRIANISTA eran usadas para mantener e incrementar esos privilegios. ¡Entiendalo! de una buena vez les advierte.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia