web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
Hugo Cuesta Leaño es un prestigioso abogado y conferencista internacional.

‘Resiliencia para superar la pandemia’: Hugo Cuesta Leaño

El humanista señala que la solidaridad familiar es clave en esta crisis de salud.

Hugo Cuesta Leaño ha desarro­llado su carrera como abogado corporativo internacional des­de hace más de 25 años, es ade­más conferencista en temas de humanismo empresarial y pro­yecto de vida, en entrevista pa­ra el noticiero “En Directo” de Tabasco HOY Radio, conside­ró que esta crisis sanitaria no debe verse como la peor de las tragedias, sino debe servir pa­ra lograr una mejor versión de nosotros mismos y como una oportunidad de crecimiento personal.

 

¿Cómo un abogado tan presti­gioso tuvo necesidad de cues­tiones humanistas?

Antes que nada somos per­sonas y nos duele más o menos lo mismo, y en una situación co­mo ésta en las que estamos vi­viendo, la realidad es que nos amenaza en distintos frentes, en los temas de salud, econo­mía, empleo, social y político, tenemos que mandar mensajes positivos, realistas, no soñado­res, a través de los que podemos utilizar estas circunstancias pa­ra sacar lo mejor de nosotros mismos y para probar yo diría nuestro equilibrio emocional como personas de la forma có­mo nos adaptamos a una reali­dad que aunque no nos guste, la tenemos que hacer nuestra y te­nemos que construir sobre ella.

 

¿Cómo afrontar este reto que tenemos enfrente?

Yo te diría que no creo que sea la peor de las tragedias, par­tiendo de la base de una situa­ción como ésta nos recuerda que tenemos que regresar a los básicos si tenemos vida, si tene­mos salud, una familia alrede­dor. Tenemos que desarrollar la palabra resilencia que es la capacidad de un cuerpo de re­gresar a su forma original, des­pués de haber estado sometido a una gran presión; si ejercemos esta nueva virtud que es la resi­lencia, seremos capaces no sólo de regresar a nuestra forma ori­ginal, sino incluso de ser capa­ces de lograr una mejor versión de nosotros mismos.

 

¿Y cómo sacar el mejor pro­vecho de este esto?

Tenemos dos opciones. La primera es elegir quejarnos, buscar culpables, victimizarnos, clamar justicia o paralizarnos por el miedo. La otra es elegir la opción de salvarnos a nosotros mismos y de salvar a México, de cambiar nuestros paráme­tros, yo diría de desarrollar una serie de atributos y de virtudes. Necesitamos solidarizarnos, necesitamos darnos la mano, necesitamos apoyarnos y nece­sitamos reconocer las cosas que sí tenemos esa posición de reco­nocimiento y agradecimiento a la vida y a la salud y a la familia.

 

¿Por qué no logramos en estos sesenta y tantos días una inte­gración familiar realmente?

Lo que pasa es que estamos viviendo en un medio de enor­me tensión, de angustia, de preocupación y cuando esto ocurre, es normal que la convi­vencia más cercana que es como la familiar, se tensione.

Por eso a mí me parece que es muy importante tener la ma­durez, en primer lugar mucha más paciencia en el trato. si no­sotros estamos en una posición difícil, las personas que están con nosotros que son normal­mente nuestra familia o nues­tras relaciones más cercanas, también tienen miedo y tam­bién hay que reconocerlo, pero hay que tener la madurez, para pedir ayuda, hay organismos a nivel nacional que se dedican a manejar estos temas de angus­tia, de miedo, de relaciones in­terpersonales y familiares, de comunicación en el matrimo­nio, porque es difícil estar vi­viendo una situación así.