Conecta con nosotros
13 vistas -

Tabasco

Refinería Olmeca, el gigante que se levantó contra reloj

Luego de vencer todo tipo de adversidades, con esta magna obra el presidente de México callará bocas de quienes intentaron frenarla.

Publicada

en

TABASCO.- Hay un antes y un después de la construcción de la refinería Olmeca, sostienen dirigentes del sector privado local. La moderna planta industrial de 9 mil 815 millones de dólares entrará en fase de prueba este día y con ello, el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ‘callará bocas’ a quienes por tres años la descalificaron.

Es una obra, reconocen, que se logró venciendo todas las adversidades posibles, una pandemia que paralizó la economía mundial y un escenario de recesión a nivel global. Y como colofón una guerra que ha disparado la inflación en México y en casi todas las regiones del mundo.

Haber conseguido que se edificara, afirman, representa un gran paso para terminar con décadas de atraso y abandono para Tabasco y para la región sureste.

Edgar Garduño, presidente del Consejo Coordinador Empresarial de Tabasco, señala que por décadas se dejaron de hacer obras de infraestructura de gran impacto regional y la refinería Olmeca vino a poner fin a ese rezago.

“Creo que este es un primer paso, todavía nos falta mucho, creo que tenemos que meter le más a la obra de infraestructura carretera, ferroviaria, las obras que van a entroncar con la refinería, con el corredor transístmico, creo eso va a detonar todavía más el desarrollo del sureste, principalmente de Tabasco”, menciona.

UNA OLA DE CAMBIOS

El cambio que trajo la construcción de la séptima planta de refinación de petróleo en el país, no solo fue en generación de empleos directos e indirectos, sino también en la demanda de los servicios.

Hasta antes de 2019, la ocupación hotelera en el municipio de Paraíso se situaba entre 15 y un 25%. Tres años después el promedio es de 85%.

Jesús Manuel Raúl Soberano, presidente de la Asociación de Hoteles y Moteles de Tabasco, refiere que el proyecto de refinería frenó la caída de la economía del estado y atenuó la crisis de la pandemia.

“Nosotros no bajamos cortinas como en muchos estados, no hubo despidos de trabajadores, lo que hicimos fue establecer un esquema para que todos conservaran el empleo y pudimos seguir operando gracias a la obra de la refinería, salimos adelante porque la economía del hotelero estaba quebrada”, señala.

NUEVO SISTEMA DE DUCTOS

Las esperanzas del empresariado tabasqueño están puestas ahora en la segunda etapa que se abre después de este 1 de julio, ya que ya no se van a requerir albañiles, herreros, u obreros en general, sino mano de obra calificada, y pretenden que los puestos sean para tabasqueños.

“Estamos alzando la mano los tabasqueños para poder trabajar en la refinería, que la mayor parte de los trabajadores que la vayan a operar sean tabasqueños. Ese es un llamado que hacemos, porque estamos a tiempo para que nuestros técnicos comiencen a ser capacitados”, refiere Edgar Garduño.

La labor por ahora del Consejo Coordinador Empresarial es buscar los acercamientos, tocar puertas, para así poder conocer cuáles son las necesidades de servicios y de personal que se requieren en la refinería y así estar preparados.

EN TIEMPO RECORD

A paso veloz avanzó la construcción de la refinería en el puerto de Dos Bocas.

Una vista general muestra la grandeza de la planta de Dos Bocas.

Trabajadores realizan los últimos detalles, previo a la inauguración.

El alumbrado muestra imponentes estampas de la refinería.

Una obra que venció ataques y mentiras

Pese a todos los ataques y descalificaciones que recibió desde su arranque, la refinería Olmeca será inaugurada este 1 de julio. Durante tres años, los ataques fueron constante y diversos. Desde que se cometería un ecocidio, hasta que sería una obra rebasada por las tendencias mundiales de transitar a la era de las energías renovables. Nada más alejado de la realidad.

Los detractores de la obra, intentaron frenarla, acusando desde el inicio de su construcción violaciones a la normatividad ambiental, pues se acusaba que los trabajos empezaron sin contar con la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) y sin los estudios de Riesgo Ambiental, miles de‘peros’ y argucias legales que no le impidieron avanzar.

La obra, considerada insignia de soberanía, seguridad energética y de sustentabilidad, según la propia secretaria de Energía, Rocío Nahlé, es benigna con el ambiente.

PROYECTO A FLOTE

Una de las mentiras más reiteradas es que la refinería se inundaba, no obstante, la titular de Sener explicó que como en cualquier obra en construcción, ante las lluvias torrenciales que se registran en la región hay encharcamientos y dió constancia que la obra cuenta con un importante drenaje industrial que la hace segura.

También se puso en duda los más de 30 mil empleos que se requirieron, sin embargo, la obra se se convirtió en un gran detonador de empleos.

JOSÉ RAÚL REYES | FABIOLA XICOTÉNCATL
GRUPO CANTÓN

 

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia