Connect with us

Hola, que estas buscando?

Columnistas

Rebelión en la granja

Lo del ISSET y Mayans es cosa de animales, como se oyó el martes 2 de este febrero loco. Negó ser chivo expiatorio, pero se vio, la hora que estuvo con Emmanuel, más bravo que nuestra amiga PB. Feliz, la PB esperaba alguna mención en el desfile de animales. Diputados burros, dijo.

Tabasqueños cangrejos. Y se dijo gaviota, que, como Juan Salvador Gaviota, hay plumajes que cruzan el pantano…

Se pensó que estaba brava como perra recién parida y se recordó el corrido de la granja “si la perra está amarrada/ aunque ladre todo el día/ no la deben de soltar”.

Y en Juan Sebastián Buitre, como toda perra culturera.

El Mayans-gate junto con la pelea de Miguel Avendanger y el compadre incómodo, en la explanada del palacio, opacaron el anunció del gober de que se terminó la deuda histórica de 600 mil tabasqueños que debían luz.

A ver si se ríe Manuel Bartlet ahora. El primer encuentro de Avendanger se dio al término de la conferencia en la que la PB no puede olfatear —ay mojo Covid—, aunque no está amarrada como la de Los Tigres de Sinaloa.

La pelea no lució porque el llamado Perredeco huía como gallina y casi llorando pidió ayuda a la guardia palaciega. Ambos contrincantes fueron llevados a Seguridad Pública y liberados. Se espera revancha. Lo de Mayans sí brilló.

Se acordó hasta de las arañas al decir que no tiene telarañas en la cabeza. Y al descartar ser chivo expiatorio dijo que él no se compara con ese animal, se dijo ser como Juan Salvador Gaviota. Que “el objetivo es golpear a Juan Ferrer, que está con el presidente”.

Al constructor que les vendió medicamentos cruz y raya por ser gente de Caraeniño Gaudiano. (Continuará)

Te puede interesar

Columnistas

Columnistas

Columnistas

Columnistas

Advertisement