Connect with us

Hola, que estas buscando?

julio 31, 2021

Maquinarias pesadas dentro de las instalaciones de la obra.

Paraíso

Rebasado Paraíso debido a mega obra de refinería

No estaba el municipio preparado para la agitada vida de trabajo, tráfico y una alta población flotante de hasta otros estados.

La mega obra de la refinería que se construye en un predio de 556 hectáreas en Dos Bocas, Paraíso con una inversión de ocho mil 995 millones de dólares, ha puesto de cabeza a este pequeño municipio, que hoy requiere de una rápida intervención en sus servicios básicos que se han visto desbordados.

De acuerdo al INEGI, Paraíso pasó de una población total de 94 mil 375 habitantes que tenía en el año 2015 a 96 mil 741 habitantes de acuerdo al censo 2020, es decir aumentó 2 mil 366 habitantes, a los que se suma una población flotante que se cuenta por varios miles.

Y es que, esta demarcación no estaba preparada en su infraestructura pública, para la dinámica que le ha impuesto esta mega obra, que ha atraído a una población flotante superior a las 15 mil personas, no sólo de los municipios tabasqueños, sino de entidades petroleras como Veracruz, Campeche, Chiapas, Tamaulipas, Puebla, San Luis Potosí, entre otras.

El aumento poblacional ha traído también un amento en la demanda de servicios básicos que se han visto rebasados, entre ellos la infraestructura vial, pues sólo existe un acceso principal al municipio, que en horas pico se encuentra colapsado, mientras que el libramiento hacia la refinería se encuentra en construcción, por lo que, sólo hay habilitados un carril en doble sentido, por el que circulan a diario más de 5 mil vehículos pesados.

Obreros realizan el bardeado a una parte de la construcción.

MÁS DEMORAS

Esta situación, aunada a obras viales en las calles interiores de la cabecera municipal, ha provocado que los recorridos que antes de la refinería se hacían en cinco minutos, se demoren hasta 30 o 40 minutos.

De igual forma, los sistemas de drenaje, e incluso de recolección de basura, se han visto rebasados sobre todo en las comunidades más cercanas a la refinería, lo que hace necesaria una atención inmediata, además de bajones y apagones en el servicio eléctrico.

Se disparan problemas urbanos en colonias

Un aumento en la inseguridad, servicios básicos rebasados, la pérdida de espacios para estacionamiento y hasta la invasión de áreas verdes y recreativas, es lo que han resentido algunas localidades como el fraccionamiento Lázaro Cárdenas que se encuentra aledaño a la obra de la refinería en Dos Bocas, Paraíso.

A decir del delegado municipal, Juan José Estrada Montiel, aunque son conscientes de la importancia de este proyecto y de la derrama económica y generación de empleos que ha propiciado, nunca se imaginaron que también traería algunas complicaciones que trastocarían la tranquilidad de las localidades cercanas a la obra.

Los dos carriles en esta calle, se encuentran copados de autos estacionados.

“Aunque a raíz de la obra de la refinería más de 200 casas fueron puestas en renta y en algunos casos hay entre 20 y 30 personas en una misma casa con cuatro y cinco climas, por lo que hay mayor consumo de energía eléctrica y de agua, así como saturación del drenaje”, expresó.

El ruido y el tráfico de vehículos pesados a todas horas por las calles principales del fraccionamiento, así como la ocupación de los espacios de estacionamiento en las calles que ahora son ocupados por las compañías, además de la saturación del servicio de recolección de basura y hasta la pérdida de áreas verdes son otro de los problemas.

Caen ventas por obras de libramiento

Una caída en sus ventas de hasta el 70% o el cierre definitivo de sus locales, es el que han sufrido más de 200 pequeños comercios de distintos giros, asentados en la ranchería Moctezuma primera sección, debido a la construcción del Libramiento hacia la refinería de Dos Bocas en Paraíso.

Desde el 2019 con el arranque de las obras de la refinería, el paso vehicular en esta zona aumentó un 300%, sobre todo de maquinaria y vehículos pesados que transportaban material y equipos hacia la refinería, destruyendo por completo la carretera.

Una persona cruza en bicicleta frente a un comercio cerrado.

NUEVA Y REFORZADA

A decir de don Agustín Jiménez, vecino de la zona, hace más de 6 meses se inició la construcción de una nueva carretera con concreto hidráulico, reforzado con el espesor necesario, y que será una obra que perdure por muchos años.

“La buena noticia es que ya están construyendo una buena carretera, la mala es que ya varios comercios han tenido que cerrar por las bajas ventas, el polvo y la falta de estacionamiento”, dijo.

VÍCTOR ESQUIVEL
GRUPO CANTÓN

 

tabascohoy.com

Te puede interesar

Advertisement