Connect with us

Hola, que estas buscando?

Columnistas

‘Rápido y… miedoso…’

AHORA SÍ PREOCÚPATE FELIPE…

Usted recordará, amigo lector, aquel pa­saje lamentable para la soberanía nacio­nal que arreció la disputa criminal entre delincuentes y fue detonante para apilar cadáveres en las calles; me refiero al ope­rativo “Rápido y Furioso”, efectuado a finales del gobierno se Vicente Fox y ex­tendido durante todo el mandato de Fe­lipe Calderón.

Entre 2006 y 2011, el fallido opera­tivo “Rápido y Furioso”, implementado por la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF) de Estados Unidos introdujo más de 2 mil armas a México con chip para vender a presuntos criminales y dejarlas pasar hacia la fron­tera con el objetivo de poderlas rastrear y darles seguimiento, esperando iden­tificar a los responsables del tráfico de armas que posteriormente irían a dar a manos de narcotraficantes.

Las armas fueron compradas ilegal­mente y transportadas a México, don­de grupos de narcotraficantes libraban -y libran- encarnizadas luchas por las “plazas” y con autoridades por el control de estados y regiones del país. Pero al­go falló en el camino, y alguien hizo que el operativo “ilegal” fallara pues se sa­lió de control de los agentes de la ATF y nunca se determinó el paradero de las 2 mil 509 armas largas hasta que en di­ciembre de 2010, un grupo de la delin­cuencia organizada ejecutó con un fusil AK-47 – vinculado al operativo “Rápi­do y Furioso”- a Brian Terry, un agente de estadounidense que realizaba labores encubiertas.

Hay fuertes indicios, que deberá pro­bara autoridad, que Calderón y García Luna siempre estuvieron al tanto; y que García Luna vio en este operativo un medio para exterminar a los “enemigos de sus amigos” por eso, se hicieron de la “vista gorda”. En diciembre de 2019, la vi­cepresidenta de la Cámara de Diputados, Dolores Padierna, advirtió que García Luna podría enfrentar cargos en Estados Unidos por “su activa promoción y parti­cipación” en la operación Rápido y Furio­so.

Padierna recordó que, en su momen­to, el gobierno mexicano negó pública­mente haber tenido conocimiento de la operación; sin embargo, en documentos y declaraciones en Estados Unidos quedó asentado que, desde 2007 y hasta 2010, distintas autoridades de México facilita­ron el ingreso de armas al país.

Incluso, la morenista fue mas allá, al señalar que “valdría la pena preguntar si, en efecto, el ex secretario de Seguri­dad Pública (García Luna) fungía como un doble agente, interviniendo en am­bos lados de la frontera para ambos lados del frente de guerra, es decir, operando por un lado para coordinar las acciones de seguridad binacionales y, por el otro, protegiendo, armando y encubriendo las acciones del que fue en su momento el cártel más grande del mundo”. ¿Enton­ces?.

En todo caso, Felipe Calderón estu­vo enterado desde un inicio, e hizo como que no hizo, mientras Génaro García Luna daba rienda suelta a sus ambicio­nes y apetitos, un un cuadro por demás dantesco, al estar el país convertido en un lienzo de sangre. Calderón tiene mu­cho qué aclarar, en México y en EUA, quizá García Luna ya “soltó” parte de la sopa. Si, el miedo no anda en burro.

¿ Usted qué opina ?

ÁNIMAS QUE NO AMANEZCA…

Si no fueran por la excepcional labor que se realiza en los hospitales del esta­do, y por el corazón y compromiso que muestran los “profesionales de la salud” el caos por el COVID sería exponencial; me refiero, concretamente, los técnicos y ejecutivos de la Secretaría de Salud está “borrada del mapa”. Lo de la Casa del Ár­bol es de una negligencia criminal “bár­bara”.

Ya dieron la orden de despedir a los empleados infectados por no querer lle­gar a laborar. ¿De quién diablos es la or­den? porque del gobernador no; muchos le juegan la contra y no ven el esfuerzo que se hace para contener el Covid. Son los menos, pero como han hecho daño. NOS LEEREMOS EN OTRO PURGA­TORIO, SI DIOS QUIERE

Te puede interesar

Advertisement