Conecta con nosotros
140 vistas -

En voz alta

¿Quién quiere ser pobre?

Publicada

en

El que sostenga que los pobres sean pobres porque quieren ser pobres, o porque ha habido pobres a lo largo de la historia, será condenado al fuego eterno por ignorante, malicioso o mal informado.

Nacer pobre y durar pobre para toda la vida, no es por casualidad, voluntad, karma o mala suerte; la desigualdad y las amplias brechas de desigualdad que define este sistema económico entre ricos y pobres son el resultado de un orden injusto que no puede ser cambiado por la meritocracia o el mejorar las ctitudes ante la vida.

Hemos aprendido a ignorar la pobreza, normalizarla o usarla como excusa para ser un salvador.

Miramos a la probreza de manera diferente cada vez que tenemos que buscar las razones estructurales del mismo, trabajamos la filantropía, decimos que este debate es de comunistas, o diseñamos fórmulas desde la comodidad de nuestras oficinas y salones académicos.

En cualquier caso, cuando se habla de la pobreza, de las miedos y fobias a la pobreza y sus múltiples dimensiones, siempre se deja de lado a quienes nunca deberían quedar fuera de la discusión: los pobres.

Pero quien no quiera ver que en México el 45.35% de su población son pobres, no ve nada.

En 2016, la Universidad de Oxford llevó a cabo una campaña participativa en seis países en el marco de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible para acabar con la pobreza en todas sus formas en todo el mundo.

Este estudio identifica 9 dimensiones clave de la pobreza y sus factores definitorios, de los cuales seis solo se analizan en debates políticos,

Por lo que me permito compartirlos, ya que son de vital importancia para crear políticas y ejes estrategicos para en primer instancia para reducir la probreza:

Las 3 ejes fundamentales son:

1.- El desempoderamiento de las personas que viven en pobreza;

2.- . El sufrimiento del cuerpo, la mente y el corazón;

3.- . La lucha y resistencia que precisan para sobrevivir.

Los 3 dimensiones son de relación:

1.- . El maltrato institucional que ignora a las personas pobres, las humilla y las daña;

2.-  El maltrato social que reciben;

3.- . Sus conocimientos y habilidades raramente son reconocidas.

Y 3 ejes son de privación:

1.- La falta de un trabajo decente y digno;

2.- Los ingresos son insuficientes o inseguros;

y 3. La privación material y social de bienes y servicios que permiten una participación plena en sociedad.

Sabemos que vendrá más pobreza y más hambre porque los “expertos” ya lo anunciaron. Y la pregunta clave ¿Qué haremos con ello?

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia