Conecta con nosotros
171 vistas -

Vivir Bien

¿Qué significan los puntos rojos?

En ocasiones pueden alertar de alergias, carencias vitamínicas e, incluso, enfermedades más graves.

Publicada

en

La mayoría de personas a partir de cierta edad desarrollan puntos rojos o puntos rubí por todo el cuerpo. Esta patología que científicamente se denomina angioma capilar adquirido no tiene ninguna importancia y no requiere tratamiento.

Dentro del proceso de envejecimiento de la piel resulta habitual y común ver la aparición de manchas oscuras , de verrugas , de arrugas y de puntos rojos.

Quizás los puntos rojos son los que más angustia provocan y no son raros los pacientes que nos consultan debido a su presencia.

Igual como en las piernas es habitual poder observar pequeñas venitas que se rompen ( varículas ) o racimos de venitas que se disponen de forma altamente antiestética en los muslos o alrededor de las rodillas o incluso venas más gruesas y marcadas ( varices ) no es extraño observar este otro tipo de patología vascular en el tronco.

¿A PARTIR DE QUÉ EDAD PUEDEN APARECER?

Al estar relacionados con el envejecimiento de la piel, los puntos rubí suelen empezar a aparecer a partir de los 40 años. No obstante, hay personas con un alto componente hereditario en las que pueden salir antes, entre los 20 y los 30 años, para ir apareciendo cada vez más con el paso del tiempo.

¿EN QUÉ ZONAS DEL CUERPO SUELEN SALIR MÁS?

Los puntos rojos principalmente aparecen en la zona del tronco y en las extremidades superiores, aunque pueden surgir en cualquier parte del cuerpo. También pueden desarrollarse en la cara, siendo estos los que suponen el mayor problema estético para los pacientes.

¿Cuándo buscar ayuda de emergencia?

No todos los sarpullidos requieren tratamiento médico de emergencia. Sin embargo, las personas deben buscar atención médica inmediata si tienen una erupción y notan cualquiera de los siguientes síntomas:

  • -Una erupción que cubre todo el cuerpo
  • -Fiebre
  • -Ampollas o heridas abiertas
  • -Dificultad para respirar, hablar o tragar
  • -Inflamación de la cara, los ojos o los labios
  • -Rigidez en el cuello -Sensibilidad a la luz
  • -Convulsiones
  • -Somnolencia o falta de respuesta
Continuar leyendo
Click para comentar

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia