web analytics
Síguenos

¿Qué estás buscando?

Advertisement

Vivir Bien

¿Qué hacer si esperas a un bebé con necesidades especiales?

Con el avance de la medicina científica, es frecuente que se realicen estudios para desarrollar un diagnóstico de cómo se forma el bebé, o de sus características, incluso antes de nacer.

foto: unicef

La espera de un bebé suele representar para los padres un periodo de expectativas, pero también de preocupaciones. El estado de salud con el que nacerá, las complicaciones del embarazo, el cuidado postparto y los requerimientos de un recién nacido son temas que siempre quitan el sueño a los futuros papás.

Con el avance de la medicina científica, es frecuente que se realicen estudios para desarrollar un diagnóstico de cómo se forma el bebé, o de sus características, incluso antes de nacer.

Cuando los padres son informados que el niño en formación presentará algún problema al nacer, su mundo suele venirse abajo. Es un momento complicado, pues las expectativas suelen derrumbarse: se presenta el miedo, la rabia, impotencia y tristeza.

De acuerdo a una publicación de la especialista Dafne Cataluña, psicóloga y fundadora del Instituto Europeo de Psicología Positiva, éstos serían algunos consejos para padres que esperan la llegada de un bebé con discapacidad.

– ASIMILACIÓN.

Aunque de entrada se empieza con la etapa de la negación, el siguiente paso deberá ser aceptarlo para empezar a hacer frente de manera proactiva a la situación.

Advertisement. Scroll to continue reading.

– INFORMACIÓN.

Hoy en día, gracias a internet, podemos encontrar información confiable, e incluso, testimonios de otros padres que han pasado por situaciones similares. Estar enterado de las necesidades especiales que habrá de requerir el pequeño es fundamental para ir implementando un plan de acción.

– RESILIENCIA.

Tener la capacidad de ser flexibles a una situación adversa nos hará sobreponernos más pronto. Sin duda, tener un niño con capacidades especiales será un poco diferente pero no por ello tiene que convertirse en una tragedia.

-UNIDAD FAMILIAR.

De manera inconsciente, cuando un niño con discapacidad llega a la vida de una familia, todos los cuidados se enfocan en atender esas necesidades especiales, pero de manera involuntaria se descuida a los demás integrantes del núcleo familiar.

Advertisement. Scroll to continue reading.

-CUIDADO PROPIO.

Igual que en el punto anterior, cobra relevancia la atención que tengan los padres en sí mismos. Es cierto que lo más importante será el cuidado del bebé, pero un error muy frecuente es olvidarse de su propio bienestar. Eso incrementará la sensación de frustración.

-IDENTIFICAR LOS PUNTOS POSITIVOS.

Las capacidades diferentes del niño son parte de su esencia, ese no debe ser un motivo para no disfrutar de la esencia de su personalidad. Habitualmente son pequeños muy alegres y también necesitan jugar y distraerse. La convivencia familiar puede ser fabulosa si se identifica que la discapacidad no es sinónimo de algo negativo.

Te puede interesar

Advertisement