Síguenos

¿Qué estás buscando?

Columnistas

¡Qué diablos sucede!

Es contrariante “cuidar” los equilibrios entre lo políticamente correcto e incorrecto. Lo del domingo, el pago de afectaciones, es una supina -y muy triste manifestación de ineptitud política. Otra vez Javier May hizo de las suyas. No aprende el secretario de Bienestar. Y lo escribo así, no porque tenga algún interés particular en “señalar” su actuación, nada de eso.

El asunto es que, “displiscencias” como las de May, le están pegando en el corazón al proyecto de la 4T. Bienestar federal no fue capaz de “idear” una estrategia de control logístico para pagar afectaciones. Desmayados, insolados; robos, conatos de bronca y cero “sana distancia”; así fue la jornada del domingo. Manjar suculento para el Covid. Dirán acaso que tienen otros datos.

Por lo crítico de la situación, es para que estuvieran grupos operativos de la SEDENA, Guardia Nacional, Salud Federal y Protección Civil para “controlar” las ansias de un pueblo cada vez más decepcionado. Parecía que el domingo estaban entregando pavos, kilos de carne o gas.

¿No habrá otra manera menos silvestre de pagar? O el plan es ¿ que se contagie el que se tenga que contagiar? ¿ que se muera quien se deba morir? El caso es que en Bienestar nadie da la cara, y cuando salen, es solo para decir que todo va bien y repartir culpas. Piensan que el pueblo es tonto.

El secretario May está rebasado por la izquierda y por la derecha. Como tal, no gravita en el gabinete ni en el escenario nacional. No tiene, en verdad, espolones para gobernador.

Lo único que se le pide, si no es mucho, que use el sentido común y su “estrategia” no contribuya a elevar contagios y saturar hospitales. Si de por sí la paisanada no entiende. Usted ¿Qué opina?

Te puede interesar

Columnistas

Columnistas

Columnistas

Advertisement