Síguenos

¿Qué estás buscando?

Vivir Bien

Protege a tu mascota del frío con estos tips aprobados por veterinarios

Puedes seguir algunos tips de la Asociación Americana de Medicina Veterinaria para proteger a tu mascota de las bajas temperaturas.

MÉXICO.- El invierno se aproxima y los días de frío ya llegaron, pero así como los seres humanos queremos taparnos y estar calientitos, también nuestras mascotas son susceptibles a las bajas temperaturas.

Para proteger su salud, puedes seguir algunos tips de la Asociación Americana de Medicina Veterinaria (AVMA, por sus siglas en inglés) para proteger a perros y gatos de las bajas temperaturas.

1. Bienestar invernal: El clima frío puede empeorar algunas afecciones médicas como la artritis. Tu mascota debe ser examinada por un veterinario al menos una vez al año y esta época de bajas temperaturas es la mejor excusa para que tenga su examen anual de atención preventiva.

2. Conoce sus límites: Al igual que las personas, la tolerancia al frío de las mascotas puede variar de una mascota a otra según su pelaje, reservas de grasa corporal, nivel de actividad y salud. Debes ser consciente de la tolerancia de su mascota al clima frío. Por ejemplo, es probable que tengas que acortar los paseos de tu perro en un clima muy frío. Las mascotas artríticas y de edad avanzada pueden tener más dificultad para caminar sobre la nieve y el hielo. Los perros de pelo largo o pelo grueso tienden a ser más tolerantes al frío, pero aún corren algunos riesgos en climas fríos. Las mascotas de patas cortas pueden enfriarse más rápido porque sus vientres y cuerpos tienden a entrar en contacto con el suelo helado. Las mascotas con diabetes, enfermedades cardíacas, enfermedades renales o desequilibrios hormonales pueden mostrar más dificultades para regular su temperatura corporal, por lo que son más susceptibles a padecer las temperaturas extremas.

3. Ofrezca opciones: Las mascotas disfrutan de lugares cómodos para dormir y pueden cambiar su ubicación según su necesidad de más o menos calor. Brinda algunas opciones seguras que les permitan cambiar de lugar para dormir para adaptarse a sus necesidades.

4. El “quédate en casa” también aplica: Los perros y gatos deben permanecer adentro durante los días de bajas temperaturas. Es una creencia común que los perros y gatos son más resistentes que las personas al clima frío debido a su pelaje, pero no es cierto. Al igual que las personas, los gatos y los perros son susceptibles a la congelación y la hipotermia y deben mantenerse adentro. No se debe dejar a ninguna mascota afuera durante períodos prolongados en un clima bajo cero.

5. Haz algo de ruido: El motor de un vehículo caliente puede ser una fuente de calor atractiva para los gatos callejeros. Por eso es importante mirar debajo de su vehículo, golpee el capó y toque la bocina antes de encender el motor para espantar a los felinos que se resguardan debajo de tu coche.

6. Revisa las patas: Revise las patitas de tu perro con frecuencia para detectar signos de lesiones o daños por el clima frío, como almohadillas agrietadas o sangrado. Durante una caminata, una cojera repentina puede deberse a una lesión o puede deberse a la acumulación de hielo entre las garras.

7. Cómprale un suéter: Si tu perro tiene pelaje corto o parece molesto por el clima frío, considera un suéter para perro. Es bueno tener varios a la mano, para que pueda usar un suéter seco cada vez que tu perro salga a la calle. También se han puesto de moda los botines para proteger los pies de los perros; solo hay que checar de que le queden bien.

8. Collar y chip: Muchas mascotas se pierden en época invierno porque la nieve y el hielo pueden ocultar aromas reconocibles que normalmente ayudan a su mascota a encontrar el camino de regreso a casa. Asegúrate de que tu mascota tenga un collar que le quede bien con identificación e información de contacto actualizadas. Un microchip es un medio de identificación más permanente, pero es fundamental que mantenga el registro actualizado.

9. No dejes a tu mascota encerrada en el coche: Los vehículos son trampas mortales tanto en épocas de calor como de frío. Durante los días de bajas temperaturas, un vehículo apagado se vuelve como un refrigerador y puede enfriar rápidamente a su mascota.

10. Evita el hielo: Cuando saques a pasear a tu perro, mantente alejado de estanques, lagos y otras aguas heladas. No sabes si el hielo soportará el peso de su perro, y si su perro rompe el hielo, podría ser mortal.

11. Proporciona refugio: Si no puedes mantener a tu perro adentro durante la época invernal, bríndale un refugio cálido y sólido contra el viento. Asegúrate de que tengan acceso ilimitado a agua fresca no congelada. El piso del refugio debe estar separado del suelo y la ropa de cama debe ser gruesa, seca y cambiada regularmente. Deben evitarse los calefactores y las lámparas de calor debido al riesgo de quemaduras o incendios.

12. Reconoce los problemas: Si tu mascota lloriquea, tiembla, parece ansiosa, deja de moverse, parece débil o comienza a buscar lugares cálidos para excavar, métela a la casa rápidamente porque muestra signos de hipotermia. Si sospechas que tu mascota tiene hipotermia o congelación, consulta al veterinario de inmediato.

13. Alimenta bien a tu perro o gato: Mantén a tu mascota en un peso saludable durante todo el invierno. Observa la condición corporal de tu mascota y mantenla dentro del rango saludable. Las mascotas que están siempre al aire libre requieren más calorías en el invierno para generar suficiente calor corporal y energía para mantenerse calientes; hable con su veterinario sobre las necesidades nutricionales de su mascota durante estos días.

Con información de   Noticieros Televisa 

Te puede interesar: ¿Cuándo inician las vacaciones de invierno 2020?

Tabasco HOY

Te puede interesar

Advertisement