web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
Momento que se registra la fuerte explosión.

Procesión acaba en tragedia

La chispa de un cohete provocó que el resto de los petardos explotaran y dejara un muerto y un menor lesionado.

MACUSPANA.- Una mini procesión de Jueves de Corpus Christi que se celebraba por una de las calles de la ciudad, se tiñó de sangre, al estallar el mazo de cohetes que trasladaban en un triciclo que servía para ir lanzando al aire los temidos petardos.

En el lugar un adulto y un menor de edad, resultaron con miembros destrozados y con quemaduras de segundo y tercer grado, muriendo la persona mayor minutos después al ingresar al hospital general.

El fatídico suceso tuvo lugar a las 16 horas con 35 minutos, cuando al paso de la procesión por la calle Circunvalación, frente al fraccionamiento Los Pinos, alegremente el conductor del triciclo lanzaba al aire los cohetes, sin imaginar la tragedia que estaba a punto de ocurrir, precisamente en la celebración del Señor de Tila, en el inicio de sus festividades, este jueves.

En fracción de segundo, al lanzar uno de los artefactos, las chispas de la ignición que impulsa al cohete, alcanzó al manojo del mazo que llevaba una docena de petardos para el trayecto del recorrido, al estallar restos de extremidades y piel fueron lanzados al aire en medio del humo que inundó el lugar.

Los vecinos salieron de sus casas, el llamado inmediato a los socorristas de emergencia Macuspana TUM, a la Comisión Nacional de Emergencia, Policía de Seguridad y Protección Ciudadana, Tránsito y Protección Civil, hicieron su arribo.

Ahí el menor de edad, Christophert del Ángel de 11 años, apenas daba crédito a lo que había acontecido, pues con quemaduras en rostro y abdomen solo atinaba a estar sentado, mismo que fue trasladado de emergencia al Hospital del Niño Doctor Rodolfo Nieto Padrón para si atención médica.

El dantesco espectáculo parecía haber salido de una película, el hombre adulto identificado como Sergio Vargas Reyes yacía destrozado de una de sus extremidades, las quemaduras eran evidentes y el daño a zonas vitales estaba expuesto, por lo que de inmediato fueron trasladados al cercano hospital general, donde minutos más tarde de haber ingresado lamentablemente pereció.