Conecta con nosotros

Vector X

PRI, ordeñado

Publicada

en

168 Visitas

El dos de julio de 2012, Francisco Herrera, en ese tiempo presidente estatal del PRI, reunió a su comité estatal. Vapuleados por el PRD en la elección del día anterior, donde perdieron todo -incluida la gubernatura-, el centleco anunció una primer consecuencia de la debacle: a todos se les recortará el salario a la mitad… o más. Era, se dijo, disposición de la Quinta Grijalva.

Se perfilaba el fin del sexenio de Andrés Granier. Pintaba el caos porque bien es sabido que desde la Casita Azul se financiaba gran parte de los gastos del partido.

Era práctica común que las decisiones partidistas se operaran, a como marcan las reglas no escritas de la política, desde la Secretaría de Gobierno con la línea, sentencia y mando del “primer priísta”.

Pancho iba personalmente a la casita. Otros dirigentes, antes de él, enviaban a sus secretarios de finanzas a surtirse de ese generoso manantial. Pancho no, él iba solo, según historias misteriosas que aún se cuentan en el edificio de la avenida 16 de septiembre.

En julio de 2013, José Antonio Aguilar Bodegas asumió la presidencia interina del PRI estatal tras el cese de Herrera. Por esos días, un ex funcionario de Granier le confió al chiapaneco: “Al PRI no le quitamos ni un centavo después que perdimos la elección”. Nadie sabe, nadie supo.

Luego llegó Erubiel Alonso quien ante la falta de gobernador priísta recibía afecto de Manuel Velasco, en Chiapas, y posteriormente de Alejandro Moreno en Campeche.

Esto de la debacle financiera en el PRI viene a cuento porque ayer su presidente estatal, Dagoberto Lara, lamentó se recorten las prerrogativas de ese partido por un laudo que debe cubrirse por un monto de 7 millones de pesos.

Acusó directo a Herrera de no meter las manos a favor del partido cuando inició el litigio hace 10 años.

Y sí, todos se han servido del PRI al que ordeñaron hasta secarlo. Ahora, a Lara le toca administrar la pobreza en los años de escuálidos bovinos.

La Morralla

De diputados federales: Manuel Rodríguez aceleró el paso en su recorrido por los municipios, Marco Rosendo atiende su distrito y su encargo como delegado en Puebla, y Mario Llergo trae tarea acumulada en el INE *** ¿Seguirá Chelalo Beltrán siendo aliado de la dupla May-Octavio? *** Hasta el jueves.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia