web analytics
Síguenos

¿Qué estás buscando?

Columnistas

Prevención de la hipertensión arterial

En la edición anterior platicábamos del papel de la nu­trición en la hipertensión arterial y algunas recomen­daciones a grandes rasgos sobre este padecimiento.

Las intervenciones sobre estilos de vida encabe­zan esto como las indicaciones primordiales para la prevención de la hipertensión arterial y a la vez, como acciones a tener en cuenta en todo paciente ya diag­nosticado con esta afección. Esto con el fin de enten­der que la hipertensión arterial es una enfermedad que conlleva un tratamiento farmacológico y uno no far­macológico, donde cierto es que en este ámbito, la mo­dificación de estilos de vida será tu aliado número uno.

Por lo tanto son fundamentales en este sentido las siguientes recomendaciones:

  1. Control del peso corporal: Es importante co­nocer cuál es la distribución de la grasa corporal, recordemos que en ocasiones el peso es subjetivo y engloba musculo, grasa y agua. Conocer la dis­tribución de grasa nos permitirá conocer el riesgo cardiovascular que podemos tener.
  2. Incremento de la actividad física: Se sabe que una actividad física favorece el mantenimiento o en su defecto la disminución del peso corporal con un consiguiente bienestar físico y psíquico.
  3. Evitar o disminuir la ingestión de alcohol: Representa un importante factor de riesgo asocia­do a la enfermedad y de igual manera incrementa la probabilidad de enfermedad vascular cerebral.
  4. Aumentar la ingestión de potasio: La OMS re­comienda aumentar el consumo de potasio a través de los alimentos a fin de reducir la tensión arterial y el riesgo de enfermedades cardiovasculares, su­giere que los adultos consuman como mínimo, 90 mmol/día (3510 mg/día).
  5. Consumo de antioxidantes: Cada día son ma­yores las evidencias bioquímicas que señalan que el estrés oxidativo contribuye a la aparición de mu­chas enfermedades crónicas degenerativas como lo es la hipertensión.

Te puede interesar

Advertisement