web analytics
Síguenos

¿Qué estás buscando?

Advertisement

Mundo

Presidente de Brasil destituye a ministro de Salud en medio de Pandemia

La salida de Luis Henrique Mandetta se especulaba desde hace varias semanas, pero se concretó este jueves.

Brasil suma mil 924 muertos y 30 mil 425 casos positivos.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, destituyó este jueves a su ministro de Salud, Luiz Henrique Mandetta, en medio de la crisis por coronavirus (Covid-19).

Según autoridades sanitarias, Brasil suma mil 924 muertos y 30 mil 425 casos positivos.

Desde que el virus llegó a Brasil, a finales de febrero, Mandetta ha expresado públicamente sus diferencias con el presidente Bolsonaro con relación a la necesidad del aislamiento social, al que el mandatario se opone frontalmente bajo el argumento de que es necesario mantener a flote la economía del país.

La salida de Mandetta se especulaba desde hacía una semana, pero se concretó este jueves tras un duro pulso entre ambos políticos.

Esta es la cronología de los principales acontecimientos y desencuentros entre el presidente y el ministro de Salud de Brasil:

26 de febrero: Brasil confirma el primer caso de coronavirus en el país.

Advertisement. Scroll to continue reading.

15 de marzo: El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, participa de una manifestación en Brasilia a favor de su Gobierno, contrariando las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y del propio Ministerio de Salud.

17 de marzo: Brasil registra la primera muerte por coronavirus.

20 de marzo: Surgen las primeras discrepancias entre Bolsonaro y su ministro de Salud. Mientras Bolsonaro insiste en criticar las recomendaciones de los estados de suspender cultos religiosos y cerrar centros comerciales, Mandetta advierte que el sistema de salud entrará en colapso en los próximos meses si no se frena el número de contagios.

22 de marzo: Mandetta alerta sobre el uso de cloroquina, un medicamento que ha sido defendido en reiteradas ocasiones por Bolsonaro para el tratamiento de la COVID-19 pese a que no hay estudios médicos conclusivos sobre el mismo.

23 de marzo: La popularidad de Mandetta durante la gestión de la crisis sanitaria comienza a eclipsar al presidente brasileño. Según un sondeo del instituto Datafolha, la aprobación del ministro por su gestión durante la pandemia alcanza el 55 %, por delante de Bolsonaro, que obtiene un 35 %.

24 de marzo: El estado de Sao Paulo, el más poblado del país y el más afectado por la pandemia, anuncia el inicio de la cuarentena para frenar la expansión del coronavirus, una medida duramente criticada por Bolsonaro, quien “defiende la vuelta al trabajo”.

Advertisement. Scroll to continue reading.

El Ministerio de Salud respalda la cuarentena, aunque sugiere que esta medida, al ser un “remedio extremadamente amargo”, podría limitarse a “un barrio o una ciudad” en vez de afectar a todo un estado.

28 de marzo: Mientras seguidores de Bolsonaro promueven campañas para poner fin al confinamiento, el ministro de la Salud refuerza la necesidad de mantener el aislamiento social, defiende que los brasileños se queden en casa y subraya que su equipo se guiará únicamente por la “ciencia”.

29 de marzo: El presidente Bolsonaro, contradiciendo las recomendaciones de aislamiento social defendidas por Mandetta, visita varios comercios de Brasilia.

30 de marzo: Bolsonaro, quien llegó a calificar el coronavirus de “gripecita”, ameniza su discurso y pide un “pacto nacional” por la preservación de la vida “pero también de los empleos”. Mandetta insiste en la necesidad del aislamiento social de toda la población brasileña.

1 de abril: Un día después de bajar el tono de su discurso, Bolsonaro vuelve a criticar a los gobernadores y amenaza con falta de desabastecimiento en el país a través de un vídeo cuyo contenido fue desmentido.

2 de abril: Crecen las divergencias entre Bolsonaro y el Ministro de Salud. El jefe de Estado acusa a Mandetta de “falta de humildad” y asegura que ningún ministro está exento de ser despedido.

Advertisement. Scroll to continue reading.

3 de abril: La aprobación del Ministerio de Salud sigue subiendo en medio de la crisis del coronavirus y llega hasta el 76 %, más del doble que la del presidente Bolsonaro, que cae hasta el 33 %, según el último sondeo de Datafolha.

5 de abril: El presidente Bolsonaro asegura no tener “miedo” de dimitir a integrantes de su gobierno que “se convirtieron en estrellas”. La tensión entre Mandetta y el presidente brasileño aumenta.

6 de abril: Tras varias conjeturas sobre su salida, Mandetta confirma su permanencia en el cargo. “Vamos a continuar enfrentando a nuestro enemigo (el coronavirus)”, aseguró tras una reunión con Bolsonaro y otros ministros.

12 de abril: Tras varios días de distensión, Mandetta realiza una crítica velada a Bolsonaro y exige un “discurso unificado” por parte del Gobierno para combatir el coronavirus, en una entrevista a la red Globo. El mensaje generó un descontento en el círculo más próximo de Bolsonaro.

Con información de Televisa News

 

Advertisement. Scroll to continue reading.

Te puede interesar

Advertisement