web analytics
Síguenos

¿Qué estás buscando?

Columnistas

Práctica para impulsar la resiliencia

Aún hay un alto nivel de incerti­dumbre alrededor del Covid-19, y muchas de las preocupaciones relacionadas podrían persistir incluso después de que salgamos de la crisis.

Pero en el futuro cercano, ne­cesitamos prepararnos para la ola desastrosa de desilusión y pérdida de esperanza.

Si esto sucede, podría haber una crisis de comportamiento que resulte en un incremento en psicológicos: abuso de sustancias, síntomas de ansiedad, tendencias suicidas, síntomas depresivos, violencia doméstica y altos nive­les de estrés. Por eso necesitamos tener herramientas de resiliencia listas para usarse, que nos brin­de protección plena y psicológica contra los obstáculos.

Puede considerarse como un estado de un equilibrio, en el que podemos mantener un sentido de balance cuando las condiciones alrededor de nosotros son difí­ciles o extremas. Es como somos capaces de levantarnos de los re­tos y obstáculos de la vida.

Los investigadores que lle­varon a cabo un estudio sobre el papel mediador de la resiliencia encontraron que los individuos que practicaban la consciencia plena tenían menos probabilida­des de enfocarse en la negativi­dad y el fracaso.

Como no estaban estancados en el pasado, tenían más proba­bilidades de seguir adelante, así como de tener una mayor satis­facción con la vida. Además, la consciencia plena ayuda a silen­ciar las emociones, lo que es críti­co para pensar más claramente y tener acceso a la parte ejecutiva y de toma de decisiones del cerebro.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Parte 1: Calma y Claridad. Respira larga y profundamen­te y exhala lentamente. Siente cómo toda tu tensión, o incluso una sola preocupación, salen del cuerpo cuando sueltas.

Parte 2: Optimismo. Piensa en una cosa que hiciste que ayu­dó a alguien más, o un logro que te hizo sentir orgulloso, o en al­guna vez que hiciste sonreír a otra persona o sentiste una co­nexión con otro ser.

Parte 3: Felicidad y Espe­ranza. Observa la naturaleza o encuentra algo hermoso en tu ambiente (un color, objeto, so­nido etc). Deja que la belleza delante de ti te absorba. O re­flexiona sobre un recurso útil o conexión significativa en tu vi­da, incluso planea contactar a esa persona más tarde.

Te puede interesar