Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
En tiempo de crisis, no se debe pensar en invertir a corto plazo, más bien a largo plazo como en: bonos, oro, terrenos y lo ideal, bienes inmuebles como casas.

¿Por qué invertir en inmuebles en tiempos de crisis?

Al contrario de lo que pueda parecer, invertir en bienes raíces, o inmuebles, en tiempos de crisis resulta ser una muy buena opción. De hecho, los buenos inversionistas suelen redoblar sus apuestas hacia el sector inmobiliario cuando estalla alguna crisis o recesión. 

¿Por qué invertir en inmuebles en tiempos de crisis?

Al contrario de lo que pueda parecer, invertir en bienes raíces, o inmuebles, en tiempos de crisis resulta ser una muy buena opción. De hecho, los buenos inversionistas suelen redoblar sus apuestas hacia el sector inmobiliario cuando estalla alguna crisis o recesión.

Este movimiento se debe a dos factores fundamentales que suceden cuando se transita durante una crisis: aumenta la oferta debido a que una gran cantidad de personas venden propiedades para evitar el impacto de la recesión económica y que los gobiernos locales ofrecen grandes beneficios y recursos para la adquisición de viviendas.

En tiempo de crisis, no se debe pensar en invertir a corto plazo, más bien a largo plazo como en: bonos, oro, terrenos y lo ideal, bienes inmuebles como casas.

Sea que busques invertir para formar un patrimonio o para generar ganancias a partir de tu inversión, es importante que te acerques a empresas confiables, de trayectoria comprobable como IST Inmobiliaria para conocer las casas en las que te conviene invertir por su alta plusvalía.

¿Por qué los inmuebles se vuelven atractivos en tiempos de crisis?

De acuerdo con datos que maneja la inmobiliaria británica Rokstone, este 2020 ha habido un interés por parte de clientes con patrimonios altos en el sector inmobiliario. Esto se debe al temor existente de que tras la actual pandemia venga una recesión mundial, por lo que las inversiones a largo plazo con mínimos riesgos se hace prácticamente vital.

“En tiempos de confusión, la riqueza del mundo se enfoca en la inversión inmobiliaria a largo plazo. Los temores de los clientes de alto patrimonio ante la actual crisis global la cual pueda empujar la economía global a una recesión son muy reales.” Señaló la firma británica Rokstone.

Por otro lado, la empresa de investigación norteamericana, Knight Frank, aseguró que las viviendas son un refugio ideal para invertir en tiempos de crisis, independientemente del patrimonio del inversor. Sobre todo si estos inmuebles se ubican en grandes ciudades o en sus periferias.

“Si tiene los medios y la capacidad de ser paciente, las ciudades con transporte sólido, una mezcla de poblaciones nacionales e internacionales y economías bien diversificadas verán una apreciación de los precios a largo plazo.” Afirmó la firma norteamericana.

Por su parte, el Dr. Hugh F. Kelly, quien es asesor especialista en asuntos inmobiliarios de la Universidad de Fordham indicó lo siguiente: “Las ciudades tienen la amplitud económica para recuperarse de la volatilidad del mercado; son economías más resistentes.”

Razones para invertir en tiempos de crisis

Muchos expertos del sector de bienes y raíces recomiendan realizar inversiones en inmuebles en tiempo de crisis y aprovechar la baja de precios. Las razones y ventajas son muchas tanto para inversores como para las mismas inmobiliarias. Algunas de ellas son:

Genera confianza

Para las inmobiliarias, vender inmuebles en época de crisis resulta beneficioso ya que además de poder mejorar la oferta y reducir los costos de financiación, al vender alguna vivienda en cualquiera de sus proyectos inmobiliarios genera más confianza para invertir más adelante en otra casa con la misma empresa.

Mejores precios

Dependiendo del tipo de crisis, los inmuebles pueden llegar a ser mucho más económicos si se compara con su precio normal. Generalmente, ocurre cuando las personas se desplazan a otras zonas, por ejemplo a zonas no inundables o urbanas, por lo que al bajar la demanda de cualquier ubicación, los precios disminuyen y tiempo después vuelven a subir.

Opciones de crédito y financiamiento

Las inmobiliarias también pueden ofrecer un amplio abanico de opciones para el pago de la propiedad. Por lo general, las constructoras piden una parte del valor de la vivienda y luego dan al comprador un tiempo lo suficientemente largo para que consiga el resto del dinero.

Casi todas las inmobiliarias dan la opción al comprador de pagar ese diferencial a través de algún crédito hipotecario.

Más opciones para elegir

Una de las mayores ventajas que tiene un comprador al adquirir un inmueble durante la crisis es que cuenta con muchas más opciones para elegir. Es decir, al existir una gran cantidad de oferta, las posibilidades de encontrar la casa idónea aumenta.

Además, existen desarrollos inmobiliarios que permiten a los compradores personalizar su vivienda: tipo de construcción, materiales a usar, dimensiones y cómo estará distribuida.

Revalorización a futuro

Otra de las ventajas de adquirir una vivienda en tiempos de crisis es que su precio por lo general se revaloriza a futuro. Esto resulta especialmente atractivo para los revendedores ya que según muchos de ellos, logran obtener una ganancia de entre 20 a 40% por sobre el precio pagado inicialmente.

La revalorización obviamente variará en función de la planificación del proyecto, la inmobiliaria que ejecutó la obra, el visto bueno de las autoridades y la ubicación de la vivienda.

Recomendaciones para invertir en tiempos turbulentos

  • Debido a que mucha gente suele vender sus propiedades, los precios en inmuebles bajan y por ende, resulta una excelente opción para invertir. Las crisis no son permanentes por lo que la plusvalía de la vivienda será positiva una vez que pase la crisis.
  • Invierte en proyectos “verdes” ya que estos serán la prioridad en un futuro próximo.
  • Los apartamentos son la opción ideal para invertir en tiempos de crisis. Sobre todo si estos están en centros urbanos y cuentan con buenas vías de acceso.
  • Ten paciencia ante todo, recuerda que es una inversión a largo plazo por lo que los beneficios no los verás enseguida.