web analytics
Síguenos

¿Qué estás buscando?

Columnistas

Por qué debería irle mejor a México

La pandemia durará muchos meses, y la gravedad de la mis­ma, dependerá de muchos fac­tores que conocemos y otros que pudieran cambiar el cur­so de la enfermedad en nues­tro país.

El respetar las directrices de salud como el aislamiento so­cial y aplicar estrictamen­te las medidas de higiene; han cambiado algunos criterios de protección a medida que se ha conocido el virus, como el que si funciona el usar cubrebocas correctamente en sitios pú­blicos cerrados, aunque no se tenga contacto cercano con las personas, esto ha desmostra­do ser una medida eficiente en países asiáticos; por supues­to no dejar de lavarse las ma­nos y uso de gel con la técnica correcta de cada uno ya cono­cidas.

Recientemente se reportó un artículo médico donde los paí­ses que tienen vacunación uni­versal para la Tuberculosis con la vacuna BCG (en toda la po­blación) (se aplica así en Méxi­co), tienen una tasa de menor incidencia y de menor grave­dad que en los países que no se aplica, es decir la población que haya sido vacunada con és­ta vacuna tiene un factor pro­tector que se está estudiando pero que así lo demuestran los números.

Otro factor sería que cada se­mana se están conociendo nuevos fármacos útiles en el tratamiento del virus (Hidroxi Cloroquina, Cloroquina, Re­mdesivir, Ritonavir/Lopina­vir, Tocilizumab, Baricitinib, y recientemente Ivermecti­na) todos estos fármacos tie­nen resultados promisorios pero su indicación no es en to­dos los pacientes con infección por SARS-Cov-2, si no en los pacientes con enfermedad de moderada a grave y cada uno de ellos se utiliza según la fase de la enfermedad y el daño que se tenga de la misma, por eso no hacer compras de pánico de estos y mucho menos auto re­cetarlos, de hecho la prescrip­ción de los mismos también va cambiando de acuerdo a cómo se conoce más del virus.

Otro factor es el tiempo, sabe­mos que eventualmente toda la población será infectada, la gran mayoría presentará un cuadro de leve a asintomático, si pasan los meses y se infectan los menos posibles la atención será mejor, y con menor mor­talidad, que es muy importan­te; pero también la posibilidad de tener una vacuna, el virus se conoce desde hace ya casi cua­tro meses y ya se tienen vacu­nas en fase de prueba, en 6 a 10 meses es probable una vacuna.

Otro factor son las condicio­nes ambientales para que el vi­rus sobreviva ya comentado en artículos que el virus sobrevi­ve mucho menos en climas cá­lidos pero el tiempo también lo confirmará. Por ahora a cui­darnos y a cuidar a los demás.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Te puede interesar